JubiladosOpiniónSociedad

LA ETERNA CAJA DE JUBILACIONES Y LO QUE NO SE DICE

por Pincho

El 15 de junio próximo pasado, Víctor Hugo Morales informó a su audiencia que como consecuencia de la pelea del gobierno nacional con el grupo Clarín, -este último-, al haber sido atacado cómo socio de Papel Prensa, publicó ese día un relevamiento del Defensor de la Tercera Edad que muestra que la jubilación mínima cubre solo la mitad de la canasta familia básica.

Mucho se habla de las jubilaciones y muy poco se hace. Podría acordar con Víctor Hugo en su argumentación por una “venganza del monopolio contra el gobierno”, pero, confunde el árbol con el bosque, ya que la actualidad de los jubilados es gravísima y toda nueva debe ser comunicado vía todos los medios sin excepción y en este caso, el Sr Morales “no justificó los medios” e hizo absoluto caso omiso del “fin”.

Pero no escuché en su programa una comunicación con un centro de jubilados por ejemplo, o tal vez un diálogo con un solo jubilado. ¿Olvido casual o más de lo mismo? No lo escuché mano a mano en una charla con un jubilado como Pepe, que con 78 años de edad y con más de 45 años de aporte, gana el mínimo ($ 895) y ello lo obliga a la caridad de sus hijos. Es penoso que se informe así a la audiencia. A medias. Con una parte de la verdad y la otra bajo el mostrador. Es penoso que un periodista pierda la equidad e independencia que siempre dice portar.

El tema jubilatorio es un punto álgido de la agenda nacional y la sustentabilidad del sistema está fundamentada por los aportes (obreros, empleados) y contribuciones a cargo de los empleadores, agregándose ingresos diversos impositivos para ayudar a ese equilibrio tan precario.
Es claro que el Gobierno Nacional tomó medidas que han implicado modificaciones sustanciales del sistema y por ello ya no se puede argumentar desde el remanido e indecente “siempre fue igual”, como si tuviésemos que acostumbrarnos a la mediocridad y no a tratar de modificar para mejor.

Para ser parte de la solución y no solo un exponente del problema, nombraré algunos “ítems” que perjudican al sistema jubilatorio restando ingresos y causando esta chatura igualitaria –y para abajo- en los ingresos de los jubilados.

Arranquemos con la moratoria previsional que permitió jubilarse con pagos de 5 años fijos. Estas cuotas se descuentan de los haberes de aquellos que se beneficiaron con dicha medida y gracias a la cual se jubilaron muchas personas que tenían años de trabajo, pero no llegaban a 30 años de aportes ya que no conseguían trabajo por su edad o que fueron despedidos y que con el criterio en ese momento vigente no lograrían nunca.

Hubo también carenciados que tenían necesidad de ingresos (medidas que comparto) pero sabemos bien, que a una gran parte de esos más de 2 millones que accedieron al beneficio no se les controló; control natural y sano sobre cuál era su contexto socio-económico
familiar en referencia a sus ingresos no declarados o informales (y que debió hacerse a través de asistentes sociales del ANSES).
A cambio de ese control lógico, no hubo un mínimo contralor decente y se regaló una leonina parte de los fondos jubilatorios a quienes no los necesitaban, camuflándose estos así entre los necesitados. Hoy día el sistema persiste. Hay jubilados que usan “la mínima” para gastos menores. Hoy día, sigue la vergüenza de la publicación de avisos publicitarios al estilo de “jubílese sin aportes”, sin control y con culpa al que lo otorga.

Otro punto de incidencia grave son los sueldos no remunerativos que se vienen otorgando hace más de 3 años en los incrementos salariales de los convenios colectivos de trabajo. ¿Acaso hace 3 años no se incorporó a los sueldos los vales de comida? ¿No se dijo que eran parte
constitutiva de los sueldos? ¿Y que son los incrementos no remunerativos? Pero lo ilógico se da que no es contributivo (NEGRO) para las cajas de jubilaciones por los aportes y contribuciones que no se abonan, pero si se deben pagar (BLANCO) para la obra social, seguro, sindical, por lo cual los sindicatos tienen asegurado sus ingresos con la complicidad de las cámaras empresariales que no pagan sus contribuciones, los sindicatos que dicen defender a los jubilados y el ministerio de trabajo que mira para otro lado bajo la excusa de que un empleado u obrero no tenga quita en su incremento salarial.

Al mes de junio se calcula que el pago de los sueldos no remunerativos perjudicarán a la caja de jubilaciones en todo el país en un estimado del 30% (en algunos casos como el comercio es del 50% por el Convenio 04/2010). Una locura: están institucionalizando el NEGRO (no remunerativo) para las cajas de jubilaciones con la complicidad de las partes.

Hay un tema complicado como el control inexistente a través de la AFIP y mínimo del ministerio de trabajo del trabajo en negro en industrias como la textil con miles de talleres clandestinos donde abundan los esclavistas, en la construcción agropecuaria, los supermercados
barriales, los restaurantes y las casas de comidas, etc.
Algunas comunidades extranjeras importaron al país sus malas costumbres y no respetan nuestras leyes. Por ello la mayoría de las inspecciones que realiza el ministerio de trabajo son por denuncias y sobran las que no se realizan por miedo y por el poco personal con que cuenta esta institución para tamaña tarea.

Estos reinos del sueldo en negro con más de 7 millones de personas no pagan nada. Lo que se siembra es la precariedad absoluta y también los compromisos futuros de un estado que lo mismo pagará subsidios y jubilaciones carenciadas a todos ellos, como lo hace a la fecha.
El manejo de los fondos jubilatorios de las AFJP que integraron el fondo de sustentabilidad del sistema jubilatorio no debería ser usado como caja propia o en inversiones que no tengan asegurado el retorno independiente en moneda dura, o, como mínimo, para compensar la tasa de inflación.

Agrego que como una buena medida, la asignación universal por hijo debería tener una “partida diferente” para evitar que se sigan mermando los intereses de la caja de jubilaciones.
Finalmente el abuso del monotributo a nivel nacional, provincial, municipal, abonando muchísimo menos a la caja de jubilaciones con personal contratado únicamente para esos entes y desde hace tiempo, desvirtuando la relación de dependencia y dando un pésimo ejemplo a la comunidad

Podemos enumerar como logros la moratoria previsional, la nacionalización de las AFJP y la asignación universal por hijo y como desaciertos los puntos descriptos anteriormente agregando el ajuste aprobado dos veces por año a los jubilados con una ecuación que tira hacia abajo los haberes, cambiando de alguna manera el espíritu de la ley y produciendo una chatura indefendible del mismo.
Por ello es imperioso propiciar soluciones que en el mediano plazo produzcan mayores ingresos a la caja de jubilaciones para solucionar los paupérrimos ingresos jubilatorios.

Y me atrevo a sugerir:

Control de las nuevas jubilaciones que se otorguen (amas de casas, años faltantes, graciables), del grupo familiar del próximo a jubilarse para corroborar su real necesidad o para aportar en otros casos sus faltantes de aportes.

Terminar con los sueldos no remunerativos en los convenios colectivos de trabajo incorporándolos como sueldos en blanco.

Control del trabajo en negro, dotando de recursos humanos necesarios al ministerio de trabajo y aplicando leyes severas para los que burlen las leyes previsionales de nuestro país acompañando con una campaña publicitaria explicando las medidas punitivas a implementarse tanto para nacionales para extranjeros.

Control del fondo de sustentabilidad jubilatorio reglamentando los excedentes que se pueden invertir siempre y cuando los mismos tengan retorno de lo invertido en moneda constante para capitalizarlo.

El uso del monotributo solo para pequeñas industrias, comerciantes o profesionales, no enmascarando una relación de dependencias de entes nacionales, provinciales o municipales.

Diferenciación de los haberes de los jubilados dado que no deben ganar lo mismo los que cumplieron con años y aportes con aquellos que no lo hicieron o que recibieron jubilaciones con solo 5 años de aportes.

Reducir la litigiosidad en los miles de juicios que realizan los jubilados dado que es una vergüenza desconocer dictados y sentencias de la corte para todo gobierno.

Pensar en otros ingresos probables para el estado, (renta financiera) para que parte de ellos vaya a los jubilados y con su gasto y su no ahorro, el efecto multiplicador se sienta en la economía.

Como vemos todo se mueve por decisiones políticas que afectan los ingresos de la caja de jubilaciones pero que con un compromiso social del gobierno nacional y de la oposición lograría duplicar el fondo de sustentabilidad jubilatoria.
Así lo manifestó la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones de Jubilados y Pensionados, en su comunicado N°952, en donde convoca a la marcha de todos los miércoles a las 14.45 en Rivadavia frente al Congreso de la Nación en reclamo por el 82% móvil.
El Estado debe participar con recursos tributarios en el financiamiento de las jubilaciones y pensiones; la participación tripartita es necesaria y está auspiciada por la OIT como forma de distribución de los ingresos; lo que no es lógico es que esto se haga a través de impuestos indirectos como el IVA. Las personas de bajos ingresos gastan la totalidad de los mismos en consumos mientras que los de mayores ingresos, lo hacen parcialmente subsidiando al sector empresario, a costa de los consumidores, produciéndose una redistribución al revés: de los más pobres a los más acomodados.
Tal fue el caso de la rebaja de contribuciones patronales por los decretos 209/93, 292/95 y 492/95, que fue objetada hasta por el propio FMI. Implicó la perdida del 38,6 % de los ingresos de ecursos genuinos al sistema previsional, equivalentes al 1,6% de nuestro PBI estableciéndolas hoy para las grandes empresas, se contaría con recursos por unos $ 20.000 millones anuales. Se trató de un subsidio al sector empresario,
provocando la rebaja de las prestaciones del fondo de desempleo, las obras sociales, las asignaciones familiares y el PAMI. Pagaron pasividades militares, se precancelaron Bocones, los gastos administrativos de la DGI se incorporaron a Cajas provinciales deficitarias. La evasión previsional ronda el 50 % de lo recaudable desde hace muchos años; agreguemos las moratorias. En definitiva, de lo que se trata es de la falta de voluntad política para recaudar y de protección al evasor. Entre cobrar más al empleador o rebajar las prestaciones prefieren esto último.

No es que no se pueda sino que no se quiere. Se trata de decisiones de política social o de política antisocial para la distribución del ingreso y el producido del crecimiento económico. De política social y no de política económica. Lejos de lo que aconseja la OIT: tranquilidad y no incertidumbre sobre el nivel y calidad de vida a que tenemos derecho en la ancianidad.
Nuestro país sigue adherido a las pautas del Banco Mundial, que establece que la seguridad social sólo debe ocuparse del alivio a la pobreza, dejando librada la cobertura de las contingencias sociales a la iniciativa individual.

Las leyes 24.241 y 24.463 violan los derechos y garantías constitucionales; en consecuencia deben ser derogadas e instrumentarse una nueva ley que armonice la letra y el espíritu del Art.14 Bis de la Constitución Nacional. Nosotros hemos aportado con la confección de un proyecto de nueva Ley Previsional. Ustedes, señores legisladores, deben poner manos a la obra aprobando lo que allí reclamamos y que no tengamos necesidad de continuar con los juicios que por derecho propio seguiremos instrumentando».

Finalmente, bajo el lema «No a la criminalización de la protesta social», la Mesa Coordinadora de Jubilados reclama: el 82% móvil en la misma categoría, cargo y/o función del trabajador activo; 1.600 pesos de jubilación Mínima Vital y Móvil y el restablecimiento de las escalas jubilatorias; la aprobación de la Ley de Previsión ya presentada en el Congreso; y el PAMI dirigido por sus auténticos dueños, los jubilados y trabajadores.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus