LUGANO SOLIDARIO HOMENAJEÓ A MELINA LÓPEZ JUNTO CON LA CÁMARA DE COMERCIO

Lugano Solidario y la cámara de comercio y profesionales de Lugano, Riachuelo y Soldati descubrieron una placa e izaron una bandera

POR MELI

Familiares, amigos y vecinos de Melina se dieron cita ayer en la plaza Sudamérica, convocados por Lugano Solidario y la Cámara de Comercio y Profesionales de Lugano, Riachuelo y Soldati con motivo de honrar su memoria al cumplirse un mes de su asesinato.

La joven fue asesinada por vecinos que le robaron su cartera (Ambos están hoy detenidos).

Melina se convirtió involuntariamente en una clara mártir, ya qué su homicidio actuó cómo un disparador para los dos estados -nacional y porteño-, inmovilizados durante siete meses con el desalojo del predio Papa Francisco.

A la muerte de Melina, la clase política respondió con un desalojo inmediato del predio, prestos ante los rumores que empezaron a circular entre las huestes nacionales y porteñas “de inteligencia”, sobre posibles conatos de rebelión de los vecinos (que se manifestaron en casi 50 marchas pidiendo el desalojo y seguridad para el barrio)

EL HOMENAJE

El sitio elegido para el homenaje que la recuerde y a su vez cuente a las generaciones venideras su crimen, fue la bonita Plaza Sudamérica. Allí fue colocado un pedestal para colocar la placa conmemorativa, para a continuación izar una bandera negra en duelo, en el mástil central de la plaza.

La idea surgió de los vecinos miembros de Lugano Solidario quienes asociaron en el tributo a la Cámara de Cómercio local, que colaboró desde el primer momento para sumarse. Hubo además una misa por Melina López para honrar un alma joven que la insensatez de la violencia arrebató.

Ante el pedestal bordeado por un cantero con flores y césped, sembrados para esta ocasión, se dieron cita familiares, amigos y vecinos de Melina, que descubrieron la placa, tras las sentidas palabras de Arturo Stabile, Presidente de la Cámara que colaboró en plasmar este recordatorio.

¿Y LOS COMUNEROS?

Como en cada acto comprometido en la Comuna 8, ninguno de los comuneros se hizo presente, mostrando una vez más, -como siempre-, su desalentadora práctica de ausentarse en todo ejercicio de la mejor civilidad. Asi estamos…

Lo cierto es que no son estos “funcionarios – funcionales”, los únicos vergonzantes de esta historia, porqué a la luz de los hechos, Melina se inmoló para que la justicia se cumpla (desalojando el predio) y para que la seguridad se refuerce, por ejemplo, doblando el número de efectivos de la Gendarmería en la Comuna 8.

PEDIDO DE DISCULPAS

Por un error en la información recabada, omitimos mencionar en nota anterior a los vecinos que conforman Lugano Solidario, quienes son los verdaderos mentores de esta idea, que si contaron para la ejecución con la ayuda de la Cámara. Nuestras disculpas.

Salir de la versión móvil