BarrioComuna 4PolicialesSociedad

EL CINE DENUNCIA: EL RATI HORROR SHOW

El Rati Horror Show, de Enrique Piñeyro

Un film que denuncia la manipulación policial

Aborda el caso de Fernando Carrera, quien fue condenado a 30 años de prisión

por NESTOR LLIDO

Un documental, pensado como elemento para ser presentado bajo la figura de “amicus curiae” e intentar que la Corte Suprema de la Nación disponga revisar la sentencia de una causa judicial, se ha convertido en película y su próximo estreno -previsto para el 16 de setiembre- apunta a reflotar un hecho por el cual un hombre fue condenado a 30 años de prisión, a partir de la “manipulación de una instrucción policial, buscando encubrir un caso de gatillo fácil”.

La proyección del film “El Rati Horror Show”, dirigido por Enrique Piñeyro (el de Whisky Romeo Zulú y Fuerza Aérea Sociedad Anónima) y con idea original y producción periodística de Pablo Galfré, refleja la historia, dramática por cierto, de Fernando Ariel Carrera, quien tras sobrevivir en forma milagrosa luego de recibir ocho balazos y protagonizar un trágico accidente de tránsito, se encuentra preso en la Unidad Penal de Marcos Paz desde mediados de 2005.

Este comerciante, ahora de 35 años y padre de tres hijos, fue acusado de haber perpetrado dos robos y pretender escapar de una brigada policial, atropellando a varios peatones (tres de ellos murieron) frente a la iglesia del barrio porteño de Nueva Pompeya. Las “versiones oficiales” lo sindicaron como un delincuente, convertido en asesino en su fuga y pese a las evidencias, testimonios y pericias en contrario, resultó condenado en primera instancia, en un fallo que fue ratificado por la Sala III de la Cámara Nacional de Casación Penal.

A pesar de las denuncias públicas de la familia de Fernando Carrera y de los abogados defensores Federico Ravina y Rocío Rodríguez López, la situación no se ha modificado. Este clamor de inocencia ha recibido el respaldo de varias personalidades, entre otras, Nora Cortiñas de Madres de Plaza de Mayo, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, la defensora del Pueblo de la Ciudad Alicia Pierini y el cineasta Enrique Piñeyro, quienes se presentaron ante la Corte Suprema como “amicus curiae” y adjuntaron el entonces video que detallaba las irregularidades del expediente.

Aquel aporte fílmico, basado en la cobertura periodística del hecho, posteriores notas y el desarrollo del juicio oral y público, recibió el reconocimiento como Mención Especial de la Competencia de Derechos Humanos del BAFICI (Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente) 2010. A punto de estrenarse en el circuito comercial, “El Rati Horror Show” hace eje en “la manera en que se fraguó la causa de Fernando Carrera”, que brinda su testimonio desde la cárcel, reafirmando ser una “víctima de los excesos policiales y del sistema judicial” que lo condenó en forma injusta.

El director del film y el acusado
El director del film y el acusado

La otra historia

Con datos concretos, que contradicen los elementos que los jueces Hugo Cataldi, Beatriz Bistué y Rosa Lescano utilizaron para fundamentar su fallo, y una serie de imágenes que respaldan “la otra historia” de este caso, el documental sostiene el principio de inocencia de Carrera, al mismo tiempo que denuncia las más nefastas prácticas policiales, que dan lugar a los conocidos episodios de gatillo fácil. Una hora y media de “esclarecimiento” para poner al descubierto una trama siniestra, la de las causas armadas que involucran a inocentes.

“Se trata de la dramática historia de un hombre común, condenado injustamente a treinta años de cárcel, no por error, sino de manera deliberada, a través de la manipulación de una causa judicial”, podría sintetizarse como nudo central de la realización. La alteración de la evidencia en el lugar de los hechos, el manejo de la instrucción policial de las declaraciones de los pocos testigos que fueron citados, las maniobras para influenciar sobre la prensa de un individuo que resultó ser el presidente de la Asociación de Amigos de la Comisaría 34ª (la seccional de la Policía Federal en la que prestaban servicios los efectivos de civil que balearon a Carrera en el supuesto operativo), constituyen sólo algunos de las piezas que componen este rompecabezas.

Este episodio se registró, en el mediodía del 25 de enero de 2005, cuando Fernando Carrera transitaba con su Peugeot 205 por las calles del barrio porteño de Nueva Pompeya y fue interceptado por dos brigadas no identificables de la comisaría 34ª, con efectivos de civil y en vehículos no oficiales, que buscaban a una banda de delincuentes que habían perpetrado dos robos en la zona. Al verse apuntado por desconocidos, huyó por la avenida Sáenz, recibiendo varios disparos, que lo dejaron inconsciente y en esa condición, atropelló a un grupo de peatones y terminó chocando contra una camioneta, en la esquina con la calle Esquiú.

El accidente le costó la vida de Fernanda Silva, su hijo Gastón Bedoya y a Edith Custodio, y en junio de 2007 el Tribunal Oral Criminal porteño Nº 14 sentenció a Carrera a 30 años de prisión, al hallarlo culpable de “triple homicidio agravado”. Casi un año más tarde, la Cámara de Casación ratificó el fallo de primera instancia y hasta denegó la posibilidad de la apelación extraordinaria ante la Corte Suprema, aunque la defensa tuvo que recurrir a la vía del “recurso en queja”.

fuente: http://www.popularonline.com.ar/nota.php?Nota=544620

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus