Noticias

CALENTAMIENTO GLOBAL: EL ERUCTO DE LAS VACAS = 1 ESCAPES DE AUTOS = 0

Los eructos de las vacas, el calentamiento global y el CO2 en la época glacial

NO ME HAGAS PROVECHITO

Son uno de los animales domésticos que más ofrecen al ser humano. Las vacas dan leche, dan carne, dan cuero ,incluso son sagradas en algunos lugares pero también… eructan, y ponen en la atmosfera una enorme cantidad de metano (CH4), uno de los principales componentes que provoca el efecto invernadero.

por Paco De León*

Durante su complejo proceso digestivo, las vacas expulsan entre 100 y 200 litros de Metano al día, el equivalente aproximadamente al 25% de las emisiones de CH4 generadas por la actividad humana.

Selección genética. Es posible seguir la línea de los animales menos contaminantes Desde hace años los científicos se están esforzando en investigar diversos métodos para minimizar el efecto dañino del ganado vacuno, sin hallar hasta el momento una solución económica y prácticamente viable.

Comer un kilo de carne equivale a un viaje de 50 kms. en coche, desde el punto de vista de las emisiones. El ganado produce más gases de efecto invernadero que el sector transporte y las previsiones, según los expertos, apuntan a que el consumo de carne se duplicará para 2050, llegando a las 465 millones de toneladas por año.

La selección genética de animales que expulsen menos Metano parece ser una línea de investigación interesante pero lenta

El orégano puede ser la solución

En una serie de experimentos de laboratorio y uno con animales vivos, un suplemento basado en el orégano no sólo disminuyó las emisiones de metano en las vacas lecheras en un 40 por ciento, sino que también mejoró la producción de leche.
Este suplemento natural para la reducción del metano podría conducir a un medio ambiente más limpio y a una mayor productividad del sector lácteo.

El ganado es, como ya indicábamos, un importante productor de metano, un gas de efecto invernadero significativo. La ganadería emite un 37 por ciento del Metano antropogénico en todo el mundo.

El Metano antropogénico es el Metano producido por actividades humanas como la ganadería.

Los eructos de las vacas, una fuente importante de gases de efecto invernadero, podrían disminuirse con un suplemento alimenticio

El metano tiene un poder 23 veces mayor que el del dióxido de carbono para impulsar el calentamiento global, debido a su gran absorción de radiación infrarroja, la ubicación en el espectro de sus longitudes de onda absorbentes, y el largo tiempo que permanece en la atmósfera.

La producción de Metano es una parte natural del proceso digestivo de las vacas y otros rumiantes, tales como los bisontes, las ovejas y las cabras. Este gas tiene la capacidad de atrapar 20 veces más calor que el dióxido de carbono (CO2).

Cuando la vaca digiere la comida, las bacterias en su estómago descomponen el material en nutrientes, en un proceso de fermentación. Dos de los subproductos de esta fermentación son el Dióxido de carbono y el Metano.

Los experimentos del nuevo estudio revelaron otro beneficio del suplemento reductor de Metano: se incrementó la producción diaria de leche en más de un litro por cada vaca durante los ensayos.

Alexander Hristov, profesor de nutrición láctea, está llevando a cabo nuevos ensayos con vacas para verificar los hallazgos iniciales y aislar aún más los compuestos específicos involucrados en la supresión del metano.

Algunos de los compuestos presentes en el orégano parecen desempeñar un papel muy importante en la supresión del metano. La identificación de los compuestos activos es importante, ya que los compuestos puros son más fáciles de producir comercialmente y más económicos para su uso por los ganaderos.

Nuevo estudio sobre CO2 en la última glaciación

Por cierto que una investigación publicada en Nature y en la que ha participado un investigador de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), describe por primera vez , como el deshielo de la última glaciación y las modificaciones en las corrientes liberaron a la atmósfera grandes cantidades de CO2 almacenado en el fondo de los océanos, acelerando así el calentamiento por efecto invernadero y el fin de la Era Glacial. El descubrimiento es clave para predecir la evolución del clima en el futuro.

Al comenzar el de hielo y desaparecer gran parte del hielo que cubría los continentes y al mismo tiempo retroceder los hielos marinos, el CO2 se liberó rápidamente a la atmósfera. Pero los científicos sospechaban que el de hielo no pudo ser el único fenómeno que incrementó el CO2 atmosférico.

¡berp!
¡berp!

La liberación de CO2 almacenado en el agua fue provocada por los cambios de la circulación oceánica, que se pueden rastrear con las concentraciones de estos isótopos de Carbono. Los pequeños seres vivos (microplancton) que habitaban los océanos incorporaron los isótopos en su organismo, de tal manera que el análisis de los isótopos en los restos fósiles de plancton nos habla de la composición isotópica del carbono oceánico en diferentes momentos del pasado.

Los organismos que vivían cerca de la superficie fueron testigos de los cambios en el intercambio de gases desde el océano a la atmósfera, y al analizar la presencia de los distintos radioisótopos de Carbono en los fósiles de estos organismos, que actualmente se encuentran en grades cantidades en el lecho marino, los científicos han seguido la pista de lo que sucedió en aquella época.
De esta manera, los investigadores han confirmado que el deshielo no fue el único fenómeno que incrementó el CO2 atmosférico.

*Paco de León es Director de «Partiendo de cero», programa de divulgación científica de ONDA CERO RADIO

RESPONDA LA ENCUESTA AQUÍ

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus