La CiudadLegislatura de la CiudadSalud

LA JUSTICIA SUSPENDIÓ EL DECRETO DE MACRI DE CIERRE DE DIVERSOS PROGRAMAS DE SALUD

la jueza Patricia López Vergara suspendió el decreto 1657 del jefe de gobierno porteño

PROGRAMA QUE CURA; CIERRA

Cuando surgió durante el menemato la execrable sentencia; “ramal que para; cierra”, su autor no sabía que pasaría al vademécum infame de frases de la política vernácula. Ahora, el decreto 1657 del Jefe de Gobierno imitaba en espíritu aquella frase, toda vez que apuntó a clausurar programas de salud sin más.

La medida cautelar había sido impulsada por el Defensor en lo Contencioso Administrativo y Tributario, Ramiro Dos Santos, y fue Patricia López Vergara, jueza en lo Contencioso, Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, quién “paró” el decreto 1657 firmado por Mauricio Macri cuyo objetivo era la clausura de diversos programas sanitarios porque «pone en riesgo la salud de los ciudadanos».

Por ello mismo, varios profesionales de la salud y sus pacientes, llevan a cabo medidas de fuerza y paros por el cierre de los programas sanitarios y los despidos.

Laura Schagrodsky, médica delegada del SAME explicó: «Los 160 pediatras del SAME estamos realizando un paro activo, es decir, venimos a la sede del servicio, cumplimos horarios y atendemos, de alguna manera, las situaciones graves». La medida de fuerza se manifiesta en contra de la decisión de Macri de impulsar el decreto 1657 del 31 de octubre último, la reducción del salario “en aproximadamente un 42%, junto con la reducción de un 50% de los puestos de trabajo». El decreto «afecta a 1500 profesionales de la salud de la Ciudad, ya sea porque los despidieron o porque les redujeron el sueldo», afirmó Schagrodsky.

De acuerdo a un informe elaborado por los pediatras «desde el 1 de noviembre último cerraron 4 programas, entre ellos Buenos Aires Presente (BAP) que atendía a niños en situación de calle y «que fue utilizado por Macri para realizar campaña política hasta el 27 de octubre».

Además «desapareció el programa GORIP, que estaba conformado por pediatras que regulaban, las 24 horas, todas las internaciones pediátricas del sistema público de salud de la CABA desde el año 2007», indica el relevamiento de los profesionales. Asimismo el 1 de noviembre se dio cierre al programa PADU Clínico que existía desde 2003 y permitía que médicos clínicos asistieran en las casas a personas en situaciones de vulnerabilidad, y se despidió a 35 profesionales.

Schagrodsky aportó además que «desaparecieron las asistencias en trata de personas, violencia sexual y familiar en el Hospital Álvarez, donde despidieron a 98 profesionales entre psicólogos, psiquiatras y asistentes sociales».

La médica alertó además sobre «la grave situación que se vive en las guardias de los hospitales porteños, ya que la resolución de Macri las limita, y en época de vacaciones no se consiguen suplencias, por lo que hay colegas que están haciendo guardias de 48 horas, bajo amenazas de ser despedidos».

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus