BarrioComuna 4EditorialLa CiudadSociedadVíctor José Del Vento

¿SE VIENE SÁENZ ANGOSTA?

El gobierno porteño ejecutará obras de remodelación de avda. Sáenz que incluyen el angostado de sus aceras

POMPEYA EN OBRA

La arteria principal de Nueva Pompeya, es uno de los accesos-egresos capital-provincia, vitales de la Ciudad Autónoma, y si bien siempre fue uno de los puntos porteños de mayor tránsito, también es cierto que hace varias décadas no se ejecutan obras para acondicionarla a los tiempos que corren y facilitar así un mejor desplazamiento vehicular y peatonal.

Hoy urge, una solución al caos vehicular que ha sumado la construcción del Metrobus, que como certificado de la imprevisión con que fue hecho (en un concepto más marketinero que estratégico), exhibe la dosis de improvisación oficial, al sumar dos líneas (128 y 160) a las dos establecidas en un principio (91 y 115), como “desagote” de una situación álgida a todas horas, dada la cantidad de tráfico de ida y vuelta de capital y provincia (Sin contar las 4 líneas del Metrobus, pasan por Sáenz, 20 líneas más). Ya de por sí, era conflictivo históricamente el tránsito vehicular por Sáenz en el trayecto Amancio Alcorta – avda. La Plata (entre otras cosas por la Estación Sáenz del FFCO Belgrano, -que según expertos debió estar desde su emplazamiento, en la mano impar de Sáenz y sanseacabó el problema…), pero la frutilla del postre la trajo el Metrobus, cuyo éxito actual no puede compararse con el de 9 de Julio, ni mucho menos.

El tema preocupaba a los expertos, pero la necesidad eterna de “venta de campaña” del Jefe de Gobierno, hizo que el Metrobus fuese construido primero que las obras de remodelación necesarias para albergarlo, además de las tan necesarias como engorrosas para la planificación del tendido de líneas del subte (otro tema, diría Santo…)

La carpeta con el proyecto estaba medio anquilosa durante la gestión Santilli, pero volvió a la palestra cuando el gobierno porteño vio la luz con el problema que le endilgó al barrio, con el bendito Metrobus y la reapertura del proyecto cayó en el actual Ministro de Espacio Público, Edgardo Cenzón, (hombre de extrema confianza de Macri) que se desempeñaba hasta mediados de octubre como subsecretario de Planeamiento y Control de Gestión en la Jefatura de Gabinete.

Contó a Noticiario Sur una fuente autorizada del Ministerio: -La obra en cuestión comprende el angostamiento de las veredas en una medida aún en estudio que va de 1,20 a 1,70 y la instalación de mobiliario de calle, tótems informativos, bancos de cemento, maceteros, bicicleteros, paradas nuevas de colectivos, etc.

El funcionario habló off the record con Noticiario Sur y aseguró: -Aún no hablamos mucho del tema porque hay muchas cuestiones técnicas por resolver, pero sí que es una obra con prioridad de las que tenemos para ejecutar. El funcionario aclara: -Si bien “la excusa” es el embellecimiento y puesta en valor del espacio (léase Sáenz), lo cierto es que la obra vendría a solucionar varios ítems. El primero es básico: angosto las veredas y ensancho las calzadas, con lo cual podríamos tener dos carriles más para agilizar el tránsito. El segundo; es adaptar ya la superficie al trazado del subte por venir. El último y muy álgido, es eliminar el espacio que permite la enorme oferta ilegal de mercaderías que ha convertido la avda. en un mercado Persa.

A FAVOR Y EN CONTRA

Aunque de esto “no se habla”, hubo desde la casa de Gobierno porteña, algunos sondeos “livianitos”, con charlas casi casuales entre funcionarios y algunos pocos comerciantes conocidos, con un resultado inesperado para los de Avda de Mayo y Rivadavia (casi)

El punto es que los comerciantes consultados, dieron una opinión nefasta de las obras propuestas: -Si achican las veredas tenemos que asociarnos con los mafiosos de los puestos y chau, total los vamos a tener adentro de los locales directamente… Sugirió irónicamente uno de los consultados.

Tanto es así, que las poderosas entidades CAME y FECOBA que siempre están con los comerciantes, ya preparaban su adhesión y bienvenida a las obras, cuando también hicieron su consulta y vieron que la mayoría de los “beneficiarios” está en contra del proyecto, y entonces decidieron desensillar hasta que aclare.

La lógica de los comerciantes obedece a la más simple realidad de la coyuntura: no creen que el Gobierno Porteño pueda erradicar la mafia puestera por más que quiera, y por más que la venga peleando y lo haya conseguido en algunos puntos (calle Florida) y esté en pleno intento en otros (avda. Avellaneda), toda vez que la venta ilegal constituye una muy alta fuente de ingresos para todas las comisarías de la federal (32 y 34 en este barrio, obvio).

Los comerciantes de Sáenz, ven pasmados lo que sucede en la avda. Avellaneda, donde la situación es bizarra en más de un aspecto. Los comerciantes establecidos, junto con CAME-FECOBA y con el Gobierno Porteño, la pelean codo a codo contra los manteros llegando al colmo que, -quienes como los mencionados esten dentro de la ley-, echen mano de una medida fuera de la ley, como lo es el corte de la avenida. Y la perla negra fue la 9na marcha, donde la Policía Metropolitana intentó desalojar a los puesteros que ocupaban el único espacio libre que dejaron los maceteros en las ochavas de las esquinas, –impidiendo el paso de los transeúntes-, y si no llegan los muchachos de la Federal en refuerzo, se los comían crudos (Vaya paradoja, ya que son los federales los “alquilan el espacio público” a estos muchachos y muchachas, -en su mayoría extranjeros-, a cambio de una suma millonaria por «alquileres»)

Otro de los comerciantes consultados nos refirió: -Si ya no se puede caminar porque casi no hay espacio entre los puestos que cada vez son más grandes; ¿me vas a achicar las veredas para que ya no se camine más? No tiene lógica. Entonces sí que nos tenemos que mudar y dejarles el barrio a ellos. Más cerca nuestro los vamos a tener que aguantar todo el día con sus gritos, su roña y vigilándonos constantemente. Es imposible una cosa así.

CONCLUSIÓN

Aunque el muestreo no alcanza para saber si hay más vecinos de acuerdo o no, es sintomática la virulencia y la uniformidad de las respuestas. Por ello es de esperar en este caso, una práctica a la que este Gobierno no acostumbra, como la de escuchar los argumentos de los vecinos en las audiencias públicas, a ver si son conducentes sus trabas o no. Eso es lo que ocurre en sociedades democráticas en serio, claro.

No es sabido aún la fecha de inicio, pero hay un rumor que habla de junio o julio.

Desde este medio nos ofrecemos para canalizar las inquietudes de los vecinos y proponemos se establezca un canal abierto de debate para enriquecer la calidad de vida de todos. Habrá que hacer el intento alguna vez y que la improvisación o la conveniencia política o billeteril queden a un costado. ¿No?

Publicaciones relacionadas

3 comentarios

  1. Si todos los comerciantes hicieran lo que yo hice no habría ningún vendedor ambulante en Sáenz, muy simple, EN MI VEREDA NO SE PONE NADIE, COMO SEA!!!!!Vengan a ver mi vereda Av Sáenz 839, se quejan pero no hacen nada!!!!! Comerciantes de cuarta!!! Y cagones!!!!

  2. El proyecto que se mostró no convenció a nadie, y traia algo más que el angostamiento de las veredas… Este Jueves a las 20.30hs en Avda. sáenz 956, se hará una reunión con vecinos y comerciantes para tratar el tema, seria buenísimo que este noticiario esté presente. Si desea compartir el evento, los organizadores sumamente agradecidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus