Noticias

«No queremos que la solución sea contaminar y pagar una multa como pasa en la actualidad»

La legislatura porteña aprobó durante el mes de agosto la extensión de la emergencia Social, Urbanística, Ambiental y Sanitaria de la Cuenca Matanza – Riachuelo declarada en el año 2011 mediante la Ley Nº 3.947, que ya fue renovada en 2016 por un plazo de tres años y extendida hoy hasta el 2024.

Es que, tras ocho años, todavía no concluyó el trabajo de relocalización de las familias que habitan el Camino de Sirga, aunque hayan avanzado en un 91 por ciento del proceso y hayan mantenido las condiciones de limpieza todo el margen izquierdo del río desde Puente La Noria a Cuatro Bocas. 

A partir de esto, los representantes del Poder Ejecutivo se verán obligados a participar anualmente de una reunión especial de la Comisión de Ambiente de la Legislatura para informar acciones realizadas sobre la cantidad de vecinos relocalizados en los asentamientos de la Cuenca y la provisión de información sobre el total de empresas y establecimientos industriales empadronados para señalar cuantos provocaron contaminación que produciría un impacto ambiental. 

En este sentido, el presidente de la Asociación de Vecinos de La Boca, Alfredo Alberti, criticó la gestión oficialista al respecto. «No queremos que la solución sea contaminar y pagar una multa como pasa en la actualidad: las empresas especulan y presionan alegando que los obligan a hacer tareas de manutención y control, sus costos no se lo permiten y deberían echar gente, y asi ganan la pulseada», disparó en diálogo con Frecuencia Zero. 

Según su mirada, el control que deberían llevar a cabo los organos de control «es benigno hacia las industrias». «Hay privilegios sostenidos en el tiempo», ejemplificó con el caso de un empresa arenera ubicada en el barrio de la Boca que ocupa ilegalmente la calzada de la Avenida Pedro De Mendoza y que con las salidas y entradas de los camiones dañan el ecosistema del barrio. 

«Hay una ausencia del Estado, pero se esmeran en cosmética y maquillaje», disparó Alberti. María de las Casas, legisladora porteña por Juntos por el Cambio e impulsora de la medida, rechazó las críticas advirtiendo que se necesita más tiempo «para concluir las obras y acompañar el reacomodamiento de la Cuenca para terminar de mejorar la calidad de vida de los vecinos».

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba