La CiudadNoticias

BARENBOIM AL CENTRO

LA ORQUESTA PALESTINO-ISRAELI SONÓ EN BUENOS AIRES

Esta concreción modelo universal trajo su mensaje de paz y calidad a los vecinos de Buenos Aires.

El cielo despejado auguraba una tarde excepcional y lo fue: una multitud se sumó al recital que brindó ayer 21 de agosto 2010, frente al Obelisco de Buenos Aires, el músico Daniel Barenboim, al frente de su orquesta West-Eastern Divan. Si hubiera más personas con la mentalidad de este gran músico, seguramente las guerras serían muchas menos.

Daniel Barenboim

El espectáculo, gratis y a cielo abierto, comenzó con la Orquesta Típica El Porvenir, integrada por 70 chicos de 13 a 20 años en situación de vulnerabilidad social.

Interpretaron un repertorio con clásicos del tango, como Gallo ciego o Libertango. “La experiencia de compartir el escenario con Daniel Barenboim será inolvidable para los chicos”, dijo el Ministro de Cultura, Hernán Lombardi.

Luego, Daniel Barenboim dirigió a la West-Eastern Divan, que creó junto al intelectual palestino Edward Said. Sus integrantes son músicos jóvenes israelíes y palestinos, en un ejemplo de convivencia intercultural. Juntos, interpretaron la obertura Leonore III y la 5° Sinfonía de Ludwig van Beethoven.

Barenboim, de 68 años, se presentó así por segunda vez en la 9 de Julio: en 2006 había dirigido a una orquesta que ejecutó tangos clásicos del repertorio porteño.

Enérgico y preciso, Barenboim destacó en el ensayo la altísima calidad de sus músicos y pidió un micrófono para pedirle al público que “aprendan a aplaudir como se debe a una orquesta como ésta”.

La Ciudad autorizó el corte de varias calles hasta que el público se desconcentre. Es el caso de la 9 de Julio, que en su sentido Sur–Norte quedó cerrada entre Rivadavia y Corrientes, y en el sentido Norte–Sur, desde Corrientes hasta Bartolomé Mitre. Y el de la calle Perón, entre Cerrito y Carlos Pellegrini. Las autoridades recomiendan a los automovilistas evitar la zona.

El escenario del concierto se ubicó sobre la plaza de la República. El Gobierno de la Ciudad colocó unas 5.000 sillas y dos pantallas gigantes para que el público pueda seguir cada detalle de la presentación.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus