Gobierno NacionalSalud

LE FALTA SAL (POR SUERTE)

Argentina quiere para el 2020 bajar el consumo de sal diario de 12 a 5 gramos por persona y para ello acaba de firmar un acuerdo entre el gobierno y la industria para elaborar alimentos con menos sodio, con lo que se evitarán anualmente 6.000 muertes y 60 mil enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares (ACV).

Los productos cárnicos y sus derivados, los farináceos, los lácteos, las sopas, los aderezos y las conservas que se produzcan de ahora en más contendrán entre un 5 y un 18 por ciento menos de sodio (uno de los principales factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, sobre todo en la población hipertensa.)

El ministro Manzur destacó que ‘Argentina es el primer país de América que la aplica y uno de los pocos en el mundo’, aludiendo a que la hipertensión ‘es una enfermedad que no se combate con una vacuna, sino con la adopción de hábitos de vida saludables’.

Según proyecciones de la cartera sanitaria nacional, la reducción de 3 gms de sal en la dieta salvaría anualmente unas 6.000 vidas y evitaría aproximadamente 60.000 eventos cardiovasculares y ataques cerebrovasculares (ACV) e igual número de discapacidades en adultos jóvenes.

Se estima que el consumo local diario de sal por persona es de 12 gramos, por lo que el objetivo de este acuerdo sin precedentes en la región promoverá la reducción de sodio a partir de un trabajo conjunto entre el Estado y la Industria Alimentaria para alcanzar, en 2020, la meta de los 5 gramos, según la recomendación de la Organización Mundial de la Salud.

La 2da Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (2009), arrojó que la población tiene hábitos poco saludables.

El escaso consumo de frutas y verduras -sólo el 4,8% ingiere 5 porciones diarias-, la costumbre del 25,4% de la población de agregar siempre sal a las comidas, sumado a la inactividad física -que pasó de un 46,2% en 2005 a un 54,9% en 2009-, demuestran la presencia de factores de riesgo que inciden sobre el alza de las enfermedades crónicas no transmisibles.

Desde 2010 el Ministerio de Salud lleva adelante la iniciativa ‘Menos Sal, Más Vida’, una estrategia que trabaja sobre dos ejes: la concientización de la sociedad y la firma de acuerdos con la industria alimentaria para lograr la reducción del contenido de sodio de los alimentos procesados.

En este sentido, conjuntamente con la Federación Argentina de la Industria del Pan y Afines (FAIPA) y el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), el Ministerio de Salud desarrolló acciones en las panaderías artesanales para que produzcan pan con menos en sal y sin sal, lo que ya permitió la reducción de un 25 por ciento de sodio en los productos elaborados en más de 6.000 panaderías del país.

El acuerdo para disminuir el consumo de sal establece la baja en.

1- embutidos y fiambres 8 %
2 – chacinados secos 5%
3 – productos empanados 8 %
4 – galletitas y los quesos 5 %
5- sopas, aderezos y conservas 5 %

El impacto inmediato de la disminución de sal en la población de 35 a 44 años, será la baja de un 5,5 por ciento la posibilidad de sufrir un evento coronario, en el de 45 a 64 años en un 5,7 por ciento y de 65 a 74 años en 12,1 por ciento.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus