Comuna 8La CiudadSociedad

Contenedores bajo tierra en el Centro

Es un nuevo sistema que licitará la Ciudad y que implica además cambios en la recolección que se hará todos los días (hoy no se hace los sábados). También habrá nuevos camiones de carga lateral, barrido y limpieza de veredas mecánicos y otras innovaciones.

La Ciudad lucirá renovada a partir de marzo de 2014 a partir de grandes cambios para uno de los problemas más graves que la aqueja: la basura. Para el año que viene se prevé la implementación de un nuevo sistema de manejo de residuos, que incluye: contenedores bajo tierra, recolección diaria y hasta nuevos camiones para el servicio.

El Gobierno porteño firmó el decreto que convoca a la nueva licitación del servicio de recolección de residuos. El mes que viene se concretarían las adjudicaciones y, después de varios años de demora, entrará en vigencia el nuevo sistema que incluirá recolección los siete días de la semana (hoy no se hace los sábados) y la contenerización de toda la Ciudad y la novedad de contenedores bajo tierra en el Centro.

“Vamos a un sistema moderno, con nuevos camiones de carga lateral, barrido y limpieza de veredas mecánicos y otras innovaciones tecnológicas”, aseguró Diego Santilli, ministro de Espacio Público porteño.

Los contenedores soterrados serán colocados en el Microcentro. La idea es que no bloqueen las calzadas y veredas, y sirvan para eliminar los malos olores. En octubre de 2010 se presentó una prueba piloto en Rivadavia y Acoyte, gracias a un convenio con una cadena de comidas rápidas. El sistema se utiliza con éxito en algunas ciudades de EE.UU. y Europa.

El decreto N° 162 fue publicado el lunes, y hoy se concretará el llamado a licitación. El nuevo contrato será por diez años, a un costo de $ 2.900 millones anuales, que se deberá ir ajustando por la inflación. Se trata claramente del contrato más caro del Estado porteño, que hoy paga por el servicio unos $ 2.300 millones anuales.

En primer lugar, la Ciudad será dividida en siete zonas, de las cuales seis serán privatizadas y la restante (la que corresponde a la Comuna 8: Villa Soldati, Villa Lugano y Villa Riachuelo) seguirá a cargo del Estado. En el 100% de las calles porteñas serán colocados contenedores grandes (de hasta 3.200 litros) y de metal, que las empresas deberán vaciar todos los días. Hoy está contenerizado el 60% del territorio. En tanto, en las villas se levantará la basura dos veces por día durante toda la semana.

Esto, si bien quitará espacio libre en las calles, permitirá mejorar la productividad de la recolección. Hoy los contenedores tienen 1.000 litros de capacidad, y además son de plástico y fáciles de mover, lo que genera que cada año un 33% sea robado o destruido por el vandalismo. Otro punto destacado es que el 70% de los camiones deberán ser cero kilómetro, y el 30% restante no podrá tener más de 5 años de antigüedad.

En tanto, la zona del Casco Histórico será atendida con camiones más chicos, para no dañar tanto los adoquines. También colocarán cestos papeleros especiales.

En el Microcentro, sobre todo en la peatonal Florida, el barrido y la limpieza de las veredas se realizarán con lavadoras mecánicas, y habrá refuerzos. Además, habrá no menos de seis papeleros por cuadra y, al igual que todos los que se colocarán en la Ciudad, deberán tener cenicero.

Este sistema se sumará al de la recolección de residuos reciclables, que estará a cargo de cooperativas de cartoneros. La idea es que el año que viene la gente empiece a poner la basura húmeda en los contenedores negros, mientras que habrá contenedores verdes para los papeles, plásticos, vidrios y otros elementos que se pueden reutilizar.

Si ambas políticas funcionan, la Ciudad podría saldar dos deudas. Primero, regularizar la situación de la recolección, porque los contratos con las actuales prestadoras están vencidos desde 2009. Segundo, permitiría acercarse al objetivo de reducir la cantidad de basura que se entierra en la CEAMSE.

Según Espacio Público, en lo que va del año se logró bajar de 6.000 a 4.200 las toneladas diarias que se mandan a disposición final. La diferencia se debe a que empezaron a procesarse los escombros y a que en enero se abrió en la CEAMSE una planta de recuperación de materiales reciclables.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus