La CiudadSociedad

VAGONES «BRUJAS»; ¿RESTAURACIÓN O QUÉ?

Aquellos viejos y nobles coches de madera

EL POLÉMICO PLAN DE RESTAURACIÓN DE LOS COCHES HISTÓRICOS DE LA LINEA A

Por Matías Profeta

El 21 de agosto Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) presentó el anunciado plan de restauración de coches históricos de la Línea A de Subterráneos en la Sociedad Central de Arquitectos (SCA), con la presencia de la arquitecta María Elena Mazzantini, del equipo de profesionales a cargo de la restauración y del ingeniero Mariano Cermesoni, gerente de Planeamiento de SBASE.

Lejos de ser una charla que ahonde en datos técnicos, en virtud del lugar donde se desarrolló, nada se habló de los distintos procesos que se van a llevar a cabo en el trabajo de reparación electromecánica y neumática de los coches históricos, a pesar de que ésta fue la principal preocupación aducida por Mauricio Macri. Asimismo, muy poco se dijo del trabajo de restauración que se ha proyectado realizar.

La exposición de la arquitecta María Elena Mazzantini ante el auditorio de unas escasas veinticinco personas consistió en la historia de estos coches y los distintos cambios que sufrieron a lo largo de los años hasta la fecha –cabe recordar que intervino a través de la tercerización de su empresa Mazzantini & Asociados, en la restauración del Teatro Colón–

A pesar de las dificultades oratorias del Gerente de Planeamiento de SBASE, Mariano Cermesoni –quien confesó que tenía otro guión escrito– comunicó el plan de “uso” reservado para los escasos siete coches destinados a la reparación y restauración.

En suma, de una flota de 96 coches, sólo siete de ellos serán “beneficiados” por el proyecto que se ha dado en llamar “Restauración Patrimonial de los Coches Históricos de la Línea A de Buenos Aires”.

No se informó acerca de otros ocho coches que desde 2008 cuentan con protección legal y son considerados Patrimonio Cultural por las Leyes 2796 y 3829, tampoco del resto, que según dicta ley 1227, se encuentran inscriptos como bienes culturales, por lo tanto son Patrimonio Cultural de la Ciudad.

Ante la sorpresa de la mayoría de los presentes, se presentaron las características del denominado “Servicio Histórico no masivo” de trenes de dos o tres coches que circularán a velocidad reducida por los túneles y circuito tranviario de Caballito. Explicaron que por “no masivo” se entiende que no podrá llevar pasajeros parados.

Este nuevo servicio funcionará en horarios nocturnos, tras el horario de cierre de la línea, y únicamente en unos pocos eventos al año como “La Noche de los Museos” y algunas actividades de la agenda cultural de la Ciudad. A pesar de que la ley habla de los fines de semana, y lejos de cumplir con las recomendaciones de la UNESCO respecto al “Patrimonio y valor de uso”, la circulación de los coches históricos quedaría reducida a unos pocos días al año.

Entendemos que nada es PRO sin un quiosco detrás, intención evidente ante la siguiente “revelación” durante una charla que comenzó a tornarse más áspera. En efecto, los paseos no sólo se deberán realizar con pasajeros obligatoriamente sentados, sino que también contarían con guías de turismo y actores que narrarían anécdotas. Y en la misma línea de intenciones, anunciaron que para viajar mirando el túnel desde el primer asiento se cobraría otro precio. (*)

Cabe preguntarse ¿qué entiende el Gobierno de la Ciudad por las recomendaciones de la UNESCO respecto a lo que significa “Patrimonio en Uso”? ¿Interpretarán este concepto como la creación de un “parque de diversiones” a través del cual viajar en un coche “Bruja” queda reducido a unos pocos y a un precio diferencial? Sin embargo se entiende como “uso” de un bien patrimonial en las mismas condiciones en que lo hacía de manera habitual.

los vagones abandonados a la intemperie
los vagones abandonados a la intemperie

RESTAURACIÓN

Respecto a la restauración e intervención estética de los coches históricos, la arquitecta María Elena Mazzantini planteó que “deben verse como usados” y no como “falso histórico, es decir viejo pero como nuevo”. En este sentido, consideramos que es un criterio acertado pero complicado de llevar a la práctica porque si bien los paneles, espejos y barrales que no se encuentren vandalizados y con menos de un 30% de deterioro, no van a cambiarse ni restaurarse, todo lo que sea madera será lijado, tratado y laqueado. De modo que podríamos tener la impresión de un trabajo a medio terminar y no un trabajo especialmente desarrollado para que se vea así.

Estos trabajos serán realizados por alguna de las tres empresas que gane la licitación, en la que se prevé 1 millón y medio de pesos por coche. Ante esta revelación, Ante mi pregunta en la charla si es lícito que Metrovías sea parte en la elaboración de los pliegos de la licitación y gane la misma. Funcionarios de SBASE respondieron que es un problema de Metrovías y agregaron que si no nos parece lícito, podemos recurrir a las herramientas legales existentes –SBASE presidida por Juan Pablo Piccardo, funcionario macrista ex Ministro de Ambiente y Espacio Público que fuera cuestionado por el controvertido uso de violencia por la de la UCEP (**)–.

Pero también nos preguntamos ¿cómo puede ser que las empresas que compraron el pliego de licitación no sepan si SBASE y Metrovías les van a ceder los repuestos existentes o van a tener que pagarlos. Encontramos otro punto, aún más grave, que SBASE no sepa qué responder.

Y finalmente, formulamos otra pregunta, que también quedó sin responder y que incomodó a los anfitriones, ¿cuál será el destino de los otros 89 coches que hoy se encuentran tirados a la intemperie en Villa Soldati? Estos coches históricos están siendo vandalizados, desprotegidos de los impactos ambientales y climáticos que están haciendo estragos en ellos y sin medidas de seguridad anti incendios, que es lo que más le preocupa a las seis personas por turno que los cuidan.

No hay otro país en el mundo que haya conservado una flota de coches de la Brugeoise en funcionamiento tal como ocurrió hasta comienzos de este año, cuando el Gobierno de la Ciudad decidió retirarlos de circulación.

Pudimos ser el único país en conservar una flota histórica. Hoy esa posibilidad está cada día está más lejos.

(*) es Amparista de los Coches Históricos (15-3497-4404 / matias.profeta@gmail.com)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus