BarrioComuna 4La CiudadSociedad

CLARÍN USURPA ESPACIOS PÚBLICOS EN LA CIUDAD

Ante la inacción del gobierno porteño, Clarín se adueñó de algunas calles de la C.A:B.A.

EL PATRÓN DE LA VEREDA

El grupo Clarín instaló una carpa en la entrada de Cablevisión en General Hornos 690, mientras que levantó un muro y colocó una garita de vigilancia en su taller de impresión de Hilario Ascasubi al 3200 (Barracas), cerrando así la calle en su beneficio, ambas situaciones absolutamente fuera de la ley.

A pesar de que nada parece sorprender ya, respecto de la conducta de quienes dirigen al grupo tan cuestionado por estos días, parece dispuesto a sorprender siempre con sus abusos de «poder». En el caso de su taller gráfico, levantó una pared de vereda a vereda, anulando así el tránsito por la calle Hilario Ascasubi (al 3200), entre Magaldi y Luna, instalando además una garita de guardia en el medio de la calle. En General Hornos 690, -entre Samperio y Aristobulo Del Valle-, en su empresa Cablevisión también se apoderó de la calle instalando una carpa.

Lo que se desprende de los abusos de Clarín en el usufructo del espacio común de los vecinos, son sus claros vínculos con la gestión macrista que desde que estas «usurpaciones» han tenido lugar, jamás movieron un dedo, más allá de las más de 50 denuncias presentadas por particulares y hasta por empresas y comerciantes vecinos. De la instalación y uso de Clarín es el claro culpable la connivencia con el gobierno porteño, que de ser como ha actuado en otras situaciones de usurpaciones, ya les habría enviado «sus tropas de asalto» para desalojarlos: pero a Clarín no se lo toca.

LAS USURPACIONES DEL GRUPO DE LA CORNETITA ROJA SOBRE EL ESPACIO PÚBLICO

Claro que la usurpación no es de ahora y viene ya de antes, de los noventa, cuando levantó el muro (4 metros de alto) en su planta impresora, cerrando el paso de la calle Ascasubi en la intersección con Luna, y la colocación de la garita en el cruce con Magaldi, sino que convirtió la calle cerrada en un estacionamiento privado y depósito de la empresa.

Télam recorrió el lugar con un equipo periodístico y advirtió cómo el muro levantado por el matutino impide el paso y la visión de los vecinos del otro lado de la calle Luna, que deben utilizar caminos alternativos, menos iluminados y linderos con el Riachuelo, y como la carpa en Hornos impide el desplazamiento de los peatones que al transitar se encuentran de frente con la carpa.

¿Cuáles son las consecuencias prácticas en la Ciudad? Debido al cierre, por Ascasubi, entre Luna y Magaldi, por esa calle sólo puede transitar personal de seguridad y empleados de la empresa del grupo Clarín, a pie y con los vehículos que transportan paquetes con las publicaciones que allí imprimen. Además, un encargado del edificio de Cablevisión informó que cuentan con la autorización para la instalación de la carpa sobre la calle Hornos y que hace 30 días fue renovado ese permiso.

Asimismo, el ingreso al edificio de la empresa de televisión paga y acceso a internet del holding está custodiado por más de 10 agentes de seguridad privada y en la puerta también hay un efectivo de la policía Metropolitana, quien informó que esa es una parada asignada.

Además, para seguridad, Clarín colocó un vallado de paneles metálicos en la autopista 9 de Julio Sur por encima del guardrail, lindante a la calle hornos, cuyo largo abarca la extensión del edificio de Cablevisión.

Debajo de esa autopista, la empresa utiliza el espacio público como estacionamiento de sus móviles, dentro de un perímetro que también fue enrejado y al cual no puede acceder ninguna persona ajena a la compañía.

La carpa, que además tiene varios puestos de control, fue montada por el holding hace más de un año y desde entonces permanece con el mismo despligue de seguridad.

En cuanto al bloqueo de la calle Ascasubi al 3200, el Gobierno de la Ciudad confirmó que nunca existió autorización para cerrar la calle, según publicó ayer el sitio de internet Infojus Noticias.

En tanto, los legisladores porteños Aníbal Ibarra y María Elena Naddeo, junto a vecinos de la Villa 21-24, presentaron una acción de amparo para liberar la calle.

LOS CONFLICTOS DEL MULTIMEDIO CON EL ESPACIO PÚBLICO

El 29 de mayo de 2013, los representantes del Frente para la Victoria (FPV) en la Comuna 4, Maximiliano Nenna y Victoria Colombo, enviaron solicitudes de información al presidente del organismo, el macrista Jorge Apreda, pidiendo que aclare dos situaciones donde empresas del Grupo Clarín están acusadas de ocupar de manera irregular espacio público en el barrio de Barracas. Una ocurre justo frente al edifico donde están las oficinas de Cablevisión SA, en la Avenida Hornos 690, y otra en las intersecciones de las calles Ascasubi y Luna, lindante con la Villa 21-24.

«Cuando hay que implementar la ley con grupos chiquitos, con vendedores ambulantes, se implementa la ley fuertemente, pero en estos casos siempre hay una vuelta más y se mira para el costado», se lamentó Nenna, ante la falta de respuestas concretas por parte de la presidencia de la Comuna.

En el expediente 2064688/2013, el FPV planteó: «Nos encontramos con la insólita situación de que existe una playa de transferencia y estacionamiento que usufructúa Artes Gráficas Editorial Argentino SA, del Grupo Clarín.» Agregaron que «allí uno se encuentra con una casilla de seguridad que solicita identificación a los transeúntes, cuando allí debería existir libre tránsito que permita cruzar desde la calle Agustín Magaldi hacia Luna».

Los comuneros subrayaron que la intersección desemboca en la Villa 21-24, donde unas «50 mil personas requerirían la urgente apertura de esa arteria que permitiría el acceso a los servicios públicos».

Por eso, pidieron que la Junta Comunal «intime a la empresa para que cese con dicha actitud y, si es necesario, requiera la intervención de otros organismos o dependencias».

En cuanto a la acera de Cablevisión, en el expediente 2064937/2013 Nenna y Colombo pidieron información a Apreda «respecto a la carpa colocada en Avenida Hornos 690, en la puerta de la empresa». Los comuneros, que aportaron fotos del lugar, sostuvieron que «esta carpa usurpa el espacio público ‘vereda’, por lo cual los vecinos y transeúntes de la zona no pueden transitar dicho tramo, debiendo bajar a la calzada con el peligro que ello implica, teniendo en cuenta el tránsito del lugar». En ese cuadro, recordaron que por las diversas instituciones educativas de la zona, hay «un alto tránsito de niños y niñas en edad escolar por el lugar», y agregaron que la carpa «no permite la circulación de personas con discapacidad».

El pedido de informe sostiene que para no ser irregular, la instalación «requiere de la existencia de un permiso otorgado por esta Comuna, (y) por ello haber sido tramitado o solicitado». En ese sentido, el FPV exigió que Apreda «ponga a disposición de la totalidad de los juntistas la debida documentación e información pertinente». En caso contrario, concluyeron, «es el deber de la Junta Comunal intimar a la empresa» para que libere el lugar.

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Acostumbro cada mediodia buscar webs para pasar un buen rato leyendo y de esta forma he localizado vuestro articulo. La verdad me ha gustado el articulo y pienso volver para seguir pasando buenos momentos.
    Saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus