BarrioComuna 4Comuna 8EditorialLa CiudadSociedad

URBANIZAR LAS VILLAS: ¿UN OBJETIVO DEL GOBIERNO PORTEÑO?

Por CM.- Mauricio Macri, dijo que con el déficit anual que genera Aerolíneas Argentinas podría intervenir los barrios de emergencia; en 2014 los programas destinados a tal fin tiene un presupuesto de $655 millones.

El 10 de marzo de este año Mauricio Macri dijo una de esas frases que, finalmente, terminan condenándolo. Fue en un almuerzo en Córdoba donde el jefe porteño, ya lanzado como candidato presidencial, presentó al equipo económico que lo acompañaría desde 2015 en caso de llegar a la Casa Rosada.

“No podemos perder 2.000.000 diarios con Aerolíneas. Con ese déficit anual, yo urbanizo todas las villas porteñas”, lanzó el líder del PRO durante los 20 minutos que duró su discurso en el almuerzo organizado por la Fundación Mediterránea, mientras lo miraban Carlos Melconian, Federico Sturzenegger y Rogelio Frigerio.

Dicho así, en palabras de Macri, Aerolíneas Argentinas perdería por año nos $730.000.000 de pesos, dinero que alcanzaría en la Ciudad de Buenos Aires para urbanizar las villas. Pero lo que dice Macri pierde sustento en los hechos.

Si se suman los presupuestos de 2014 de todos los programas que están funcionando con el objetivo de erradicar las villas se llega a una cifra cercana a los $655.000.000, $75.000.000 menos de los que Macri dice necesitar para cumplir el objetivo tantos años postergados.

Quizás el ingeniero no sepa que el 3 de diciembre de 2009 en la Legislatura porteña se aprobó una Ley que obliga al Ejecutivo a urbanizar las villas 31 y 31 bis de Retiro, aunque los terrenos pertenecen al gobierno nacional. La Ciudad debería llevar adelante el proyecto de acuerdo a un plan elaborado por una comisión integrada por funcionarios nacionales, legisladores locales, delegados vecinales y especialistas en urbanismo.

El plan contaba con una serie de pautas como la integración de la villa con la ciudad, la apertura de calles, la creación de espacios públicos y el traslado de gente que vive hacinada. También eximía a los habitantes a pagar los servicios de luz, gas y el ABL.

La idea no se concretó. En cambio lo que sucedió fue que la villa 31 tuvo un crecimiento demográfico espeluznante en los últimos años. En 2009, el mismo año de la aprobación de la Ley, el censo había determinado que allí vivían unas 27.000 personas. El año pasado la cifra llegaba a los 40.000. Observando las imágenes satelitales del barrio en ambas épocas se tiene un mejor panorama.

Lo que también ocurrió, apenas un mes antes de la frase de Macri, fue el nacimiento de una nueva villa, bautizada por sus habitantes Papa Francisco. En el predio de Lugano, lindante con villa 20, que había sido un cementerio de vehículos, se instalaron familias con necesidades habitacionales serias.

También hubo oportunistas que aprovecharon la situación para tomar pequeñas parcelas del terreno y luego comercializarlas. El barrio Papa Francisco es a Macri lo que la villa Rodrigo Bueno de Puerto Madero fue para el ex Jefe comunal, Aníbal Ibarra.

Como si todo pasara por eso en abril de este año el Ejecutivo elaboró otro proyecto de ley para urbanizar la villa 20, sin tener en cuenta su expansión sobre un terreno que, según los estudios ambientales realizados, está contaminado con metales pesados como consecuencia de los vehículos corroídos que estuvieron allí durante años. Hasta el momento no tuvo tratamiento en las comisiones.

Presupuesto 2014

¿Cómo se dividen los $655 millones? El presupuesto total se reparte en cinco grandes áreas. La que más dinero recibe es la Unidad de Gestión e Intervención Social (UGIS), un organismo creado por la administración macrista para atender la emergencia en las villas. La UGIS, para este año, tiene asignado $206.271.342.

La sigue el presupuesto destinado a la Autoridad de Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR) para relocalizaciones de las villas y asentamientos que se encuentran sobre el margen del Riachuelo. La cifra es de $196.622.000.

La Secretaría de Hábitat e Inclusión Social (SECHI) recibirá este año $147.463.395. La SECHI tiene como objetivo coordinar acciones para una intervención integral en las villas y barrios vulnerables mediante proyectos de urbanización y urbanismo social. A través de dicha Secretaría se dictan talleres, se construyen espacios de recreación y se brindan cursos de capacitación.

Más abajo se encuentra el Programa de Reintegración, Integración y Transformación de Villas (PRIT) del Instituto de vivienda de la Ciudad (IVC), que está pensado íntegramente para la urbanización de las villas. Al área se le fue recortando presupuesto en favor de la Secretaria de Hábitat y la Unidad de Gestión e Intervención Social. En 2014 sólo recibe $54.582.800.

Por último, con $50.000.000 se encuentra el Programa Pro Sur Hábitat que se desarrolla en la Corporación Buenos Aires Sur y apunta a la urbanización de las villas ubicadas en la zona sur de la Ciudad. Son apenas esos $95.000.000 los destinados exclusivamente a urbanizar las villas. Muy lejos de los $700.000.000 con los que sueña Macri.

(fuente: CP.com)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus