BarrioComuna 8EditorialGobierno NacionalLa CiudadPolicialesVíctor José Del Vento

TIROTEO EN LA VILLA 20: 4 POLICÍAS HERIDOS

comenzaron alrededor de la medianoche de ayer en plena Villa

SIGA EL BAILE, SIGA EL BAILE

Cuando moría el viernes, en un nuevo intento de la Policía Federal de desarticular las dos bandas narcos que operan en la Villa 20, se encontraron al ingreso con una fuerte resistencia desde dentro de la misma villa. Hubo 5 efectivos heridos pertenecientes a la Policía Metropolitana que debieron ser hospitalizados, confirmó a Noticiario Sur el titular del SAME, Alberto Crescenti. Las controversias Nación – Ciudad. Gustavo Vera. Los acampados.

Por Víctor Del Vento

Al filo de la medianoche, cuando fuerzas de Gendarmería Nacional hacían su ingreso al predio, apoyados por efectivos de la Policía Metropolitana, recibieron disparos desde dentro de la Villa 20, cuando intentaban realizar un allanamiento por orden judicial, pero que no pudieron concretar.

La resistencia obedece a los narcos aún operativos dentro del asentamiento Papa Francisco. El operativo de Gendarmería Nacional incluyó fuerzas venidas especialmente desde Rosario, con apoyo posterior de fuerzas de la Policía Metropolitana, pero la resistencia y la decisión, -sabia-, de no repeler el fuego por temor a víctimas inocentes frenaron el allanamiento.

Desde el principio quedó probado por el Fiscal Rolero la actuación de dos bandas conocidas como la de «Los Paraguayos», de la familia Jiménez, y la de “Los bolivianos”, a cargo de la familia Ríos. Ambas bandas se enfrentan desde siempre por el dominio territorial, pero con mayor virulencia desde la toma, siendo los “paraguayos” -a dichos de miembros de la justicia, vecinos, etc.-, los que venían ganando más terreno.

En tanto los vecinos de Villa Lugano, que venían pidiendo el desalojo de este terreno ubicado junto a la Villa 20, contaron que «desalojaron a la gente que tenía problemas habitacionales, todas familias. Pusieron un vallado y ahora los narcos quedaron adentro de la villa original. Los vecinos están atemorizados, la situación es terrible», denunciaron.

NACIÓN VS CIUDAD

Los tiros no solo vinieron desde dentro de la villa, y para los efectivos policiales, sino entre los responsables de las distintas áreas de los dos gobiernos responsables de la situación actual del asentamiento, y es que apenas sonó el primer disparo, se agitó el gallinero político, ya que Sergio Berni, cargó de nuevo las tintas contra la Policía Metropolitana y contra el Ministerio Público Fiscal. El supersecretario denunció que cuando ingresó a la madrugada al predio en busca de los narcotraficantes que se enseñorean en el predio y la villa, la Policía Metropolitana y el Ministerio Público Fiscal porteño impidieron la concreción del operativo. Según la secretaría de Seguridad, «la jueza había exigido explicaciones a la Metropolitana y a la Procuración porteña por su negativa a completar allanamientos en el sector más sensible del predio usurpado».

Pero voceros de la Ciudad dijeron a Clarin.com que «desalojar una villa narco es de jurisdicción federal. Si Nación tiene información de que allí funciona una cocina de droga, si posee nombres e investigaciones sobre el tema, no necesita de la Metropolitana ni del Ministerio Público Fiscal», dijeron. «En la jerga de la justicia, lo que quizo hacer Berni es «ir de excursión de pesca». Si encontraba drogas, bien, y si no las encontraba, entonces hubieran hablado de otro desalojo. Así de sencillo», concluyeron.

Desde el juzgado de la controversial López Iñiguez, que dictó el desalojo, afirman que la Ciudad está desoyendo una orden judicial y que sí debe participar en el allanamiento. “Es un sector problemático, que se extiende a modo de pasillo entre lo que fue el asentamiento y la manzana 30 de la Villa 20. Los vecinos están amenazados por las bandas. La orden es muy clara y está vinculada con el desalojo que se hizo el sábado y que hasta ahora fue un desalojo parcial”, explicó Karina Andrade, secretaria del juzgado.

“LOS ACAMPADOS”

La avenida Cruz entre Pola y Escalada sigue cortada porqué aún allí resisten ser trasladadas al parador de Parque Avellaneda un grupo de unas 100 personas que vivían en el predio Papa Francisco. Ese grupo está compuesto por hombres, mujeres y niños, ubicadas con sus cosas en unas 15 carpas ubicadas en 2 grupos separados por una reja dispuesta a la altura de Pola.

Noticiario Sur habló con ellos: -Ya nos dijeron que si salimos del corralito, -los miembros de la Policía Metropolitana-, no nos dejan volver a entrar. Ni siquiera para ir a comprar mercadería, remedios, lo que sea. Tenemos que comer lo que ellos nos dan si o si. Les pedimos cosas para los chicos y nada. Les tenemos que pedir todo a los del ministerio social (SIC), pero te traen lo que quieren y cuando quieren, y a veces ni eso.

A la pregunta de porqué no aceptan la opción de ser trasladados, los distintos entrevistados respondieron lo mismo: -porqué acá tenemos trabajo y no gastamos en viaje.

Una de las entrevistadas, acotó: -Que venga el Defensor del Pueblo, el les puede decir a todos, que los que estamos aquí ninguno tenemos planes y estamos acá porqué ya no podíamos pagar alquiler y vivir. Nuestra culpa es ser pobres y no tener amigos políticos ni andar con la droga o robando.

GUSTAVO VERA

A la media hora hubo un Twitter del Legislador Gustavo Vera: “Los narcos que hace minutos empezaron a los tiros en Lugano son los que denunciamos judicialmente y mediáticamente hace 15 días y no los quisieron desalojar. El legislador aseguró: “que un grupo de narcotraficantes que no fue desalojado del predio disparó contra la Metropolitana”. Continuó twitteando Vera; «Les pasaron las topadoras a los pobres y se ‘olvidaron’ de los narcos que habíamos denunciado el 9 de junio. Ahora los narcos están a los tiros», sostuvo.

EL FALLO DE LA JUEZA LIBERATORI

Ayer por la tarde justamente, se conoció el fallo de la jueza en lo Contencioso Administrativo Elena Liberatori, que dispone que el Gobierno porteño deberá reasignar las partidas del Presupuesto 2014 para comenzar ya los trabajos de urbanización y concluir la obra, comenzando claro con la descontaminación del terreno. El fallo incluye la orden al gobierno de Mauricio Macri para ayudar a las familias desalojadas del Barrio Papa Francisco el sábado pasado.

Del fallo se desprende que nunca hubo intentos de cumplimiento de la Ley 1770, ya que este le da 15 días hábiles al Jefe de Gobierno porteño para fijar el costo de ejecución del anteproyecto de urbanización de la Villa 20, con lo cuál queda claro que no existieron previsiones algunas a la fecha sobre el costo de la obra, por la sencilla razón que ni se la consideró. Aún a pesar de la presentación para la hinchada de un plan del tándem Ritondo-Spalla, cuando el Papa Francisco desde el Vaticano agitó las aguas. Y aquí tenemos una mínima muestra del buen criterio del Papa, ya que en aquel momento saltaron los que se enfurecieron con Bergoglio “por evitar el desalojo”, y no solo no fue así, sino que demostró que la imprevisión y la sanata son los dogmas de nuestra clase dirigente, toda. Los del FPV, lo mismo, porqué a pesar de su eterna cruzada liberadora de los pobres del mundo, no tenían un plan alternativo de urbanización para la villa 20 con qué discutir el del PRO (como van a querer rebatir este punto les aclaro que el mamarracho trucho del hijo del pizzero, no cuenta como tal…)

El fallo es categórico cuando señala que “Las obras de urbanización de la Villa 20 deberán estar finalizadas en su totalidad antes del 10 de diciembre de 2015”. Y con esto ya tenemos fecha y porqué para nuestros ya tradicionales saqueos pre-navidad…

En otro de sus incisos exhorta a las áreas de prestación social del Ejecutivo a “extremar los medios a fin de paliar la situación de calle” de las personas desalojadas del Barrio Papa Francisco.

La Jueza Liberatori expidió este fallo, como resolutorio de la causa judicial iniciada por Reinaldo Arnez Medrano, de una de las familias desalojadas, y de Angélica Urquiza, vecina de Villa 20, con el asesoramiento jurídico de los legisladores Pablo Bergel y Gustavo Vera, de Verde Alameda. Entre los considerandos, Liberatori menciona una carta en la que el papa Francisco se solidariza con los desalojados y afirma que las escenas del operativo le recordaron las imágenes de la Franja de Gaza.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba