EconomíaLa Ciudad

LOS NÚMEROS DE MACRI NO CONVENCEN

El ministro de Hacienda porteño, Néstor Grindetti, recibió múltiples críticas de los opositores en la Legislatura. El proyecto reduce algunas partidas para áreas sociales como educación y vivienda.

Por Werner Pertot

Al ministro de Hacienda, Néstor Grindetti, le tocó liderar la carga de funcionarios porteños que desembarcarán durante las próximas semanas en la Legislatura para defender el proyecto de Presupuesto 2015. El funcionario PRO fue el primero en recibir la salva de críticas opositoras: cuestionaron el cálculo del dólar, el dinero destinado a las partidas sociales (algunas de ellas, a la baja) y hasta le preguntaron si podría vivir con el sueldo de una enfermera porteña. Sin alterarse, Grindetti contestó: “Presentamos un Presupuesto realista, prudente y sin desequilibrios financieros”.

Grindetti fue el primero de una larga serie de funcionarios que visitarán la Comisión de Presupuesto porteña. El cronograma llega hasta el 12 de noviembre. El bloque PRO busca aprobarlo antes del 10 de diciembre. El ministro de Hacienda señaló que no habrá nuevos impuestos en 2015 y que “los incrementos que se puedan presentar respecto de 2014 se deberán al aumento por factores macroeconómicos, como por ejemplo la inflación y la actividad económica”. Para el año próximo, destacó que prevé “una macroeconomía con una inflación del 28 por ciento y un tipo de cambio de 12,5 pesos”. La jefa del bloque kirchnerista, Gabriela Alegre, fue la primera en preguntarle por el cálculo del dólar. El ministro admitió que si el dólar no llega a ese cambio, tendrán un excedente de dinero que no será destinado a pagar deuda (la deuda tomada por el macrismo está mayormente atada al dólar). “Quedó claro, con la exposición de Grindetti, que el Presupuesto está inflado y que probablemente les sobren recursos si no se produce la devaluación que ellos calculan. Desde la Legislatura, tendremos que estar muy atentos sobre adónde se destinarán esos recursos, teniendo en cuenta que 2015 es un año electoral”, dijo Alegre.

El legislador de la Coalición Cívica Maximiliano Ferraro le preguntó por la caída de la participación del presupuesto educativo. “Nos parece muy preocupante la disminución significativa año tras año, desde 2010 hasta la fecha, en el presupuesto destinado a Educación”, dijo.

Con él coincidió el legislador de Nuevo Encuentro, José Cruz Campagnoli, quien puso el alerta sobre el programa Ciudadanía Porteña (destinado a población bajo la línea de pobreza e indigencia): “Aumenta por debajo de la inflación prevista para el año que viene”.

“El primer gran problema que presenta el proyecto del PRO es la imposibilidad de explicar cómo se refinanciarán los 475 millones de dólares de deuda que vencen en abril de 2015”, indicó el legislador Pablo Ferreyra, quien se preguntó “si el macrismo planea continuar aplicando ajustes sobre la educación, la salud o la obra pública a fin de afrontar estas obligaciones”. “Como todos los presupuestos del macrismo –salvo el de 2010–, éste es un presupuesto deficitario en el cual hay previstos más gastos que recursos”, le señaló el legislador Aníbal Ibarra, quien consideró: “A pesar del discurso, el endeudamiento no es para obras de envergadura, ni para extender el subte, ni para construir viviendas, ni para prevenir inundaciones. Es lisa y llanamente un endeudamiento para gasto corriente, o sea, para tener caja”.

Para completar el recibimiento opositor al primer funcionario macrista, el legislador del MST Alejandro Bodart le señaló a Grindetti: “En este distrito, que es el más rico del país, una maestra inicial hoy gana 6150 pesos, una enfermera, 6240, y un administrativo, 6187, o sea apenas media canasta. ¿Usted, ministro, sería capaz de vivir con un sueldo de 6200 pesos al mes?”. Bodart cuestionó “los gastos de publicidad de la Jefatura de Gobierno, que crecen a más del doble: de 350 millones este año a 706 millones para 2015. Debe ser por la campaña presidencial de Macri”.

(fuente Página12.com)

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus