BarrioComuna 8EditorialLa CiudadLegislatura de la Ciudad

MARCELO CHANCALAY: ¿EL AL CAPONE DE LA VILLA 20?

El eterno “cacique” de la villa 20, sería implicado pronto por la justicia en relación de la toma del predio

EL PATRÓN DEL MAL

Contó uno de los vecinos presentes que el puntero reunió a la gente en un punto de reunión previo a la toma del predio para instarlos a que no abandonen el predio: -De acá no se va nadie, ¿eh? Ahora, este viejo conocido de la peor política, ve complicada por primera vez su labor criminal como puntero de la villa, a raíz de allanamientos realizados por la Justicia que lo involucran directamente con la toma en pos de un negocio futuro con la construcción de viviendas sociales: ¿el fin de un reinado del mal basado en la explotación de los más débiles?

EL PLAN CHANCALAY

Según fuentes de la investigación y vecinos que informaron a este medio, el plan se venía gestando hace tiempo, dado el rompimiento de la sociedad PRO-Chancalay y la necesidad de generar nuevos negocios. Así fue que Chancalay se asoció con el grupo de los ciudadanos paraguayos, cuyos líderes son los miembros de la familia Giménez y con los ciudadanos bolivianos, que maneja el delegado Manuel Ríos. «Salvo al sector de Chancalay, a los demás los protege Núñez. Igual, los tres son grupos antagónicos dentro de la villa y no se pueden ni ver, pero para esto hicieron una tregua y luchan juntos sólo por una cuestión de plata”, relató a Noticiario Sur un veterano conocedor de las internas villeras-políticos porteños.

La primer semana de la toma, concluyó con secretísimos allanamientos de la Justicia, en busca de elementos probatorios que confirmen las sospechas existentes sobre el instigador de la toma de las 7 hectáreas de la Ex Playa Judicial de la Policía Federal en avda. Cruz entre Pola y Escalada. La orden de allanamiento firmada por el juez contravencional Gabriel Vega, mandó «secuestrar dinero, documentación» y elementos vinculados «con la organización y el desarrollo de la toma, como ser boletos de compraventa, contratos de locación, agendas personales, cuadernos, aparatos telefónicos» y otros. Entre los papeles incautados, figuran ventas de lotes entre $ 8.000 y $ 20.000 que la justicia analiza. La causa lleva el número 228714; se tramita en el Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas 14 a cargo de Vega y tiene cinco imputados, uno de los cuales es Marcelo Chancalay, puntero de la villa, hoy asociado a UNEN. Estos allanamientos implicarían seriamente a Chancalay como instigador directo.

Uno de los sitios allanados fue la empresa MACH S.A., dedicada a la obra pública, cuyo dueño es MArcelo CHancalay, empresario que parece no poder vivir con un solo trabajo, ya que además es empleado de la planta permanente del GACBA en el Ministerio de Desarrollo Social. Esta empresa registra trabajos de patrones indistintos, desde el Macrismo al FPV (una obra para la Fundación Madres de Plaza de Mayo por $ 500.000)

Los otros domicilios allanados pertenecen a miembros de la familia Giménez y a Manuel Ríos. En el procedimiento, la Justicia se apoderó de valiosa documentación probatoria sobre la siempre comentada venta de terrenos usurpados. De esta modalidad, siempre se habla, pero hasta estos allanamientos nadie había encontrado un solo papel que certifique este ilegal modus operandi y en esta causa, dicen fuentes de la Justicia que hasta habría “boletos” de operaciones hechas en dólares.

Así, la Justicia avanza en la investigación, para fijar como real motivo de la usurpación lo que es nada más ni nada menos que una operación favorable al negociado de la construcción de viviendas sociales con la connivencia de venales funcionarios porteños, cuyos artífices son la sociedad compuesta por Chancalay, los hermanos Giménez y Ríos.

¿QUIEN ES MARCELO CHANCALAY?

Aunque perdió las elecciones de 2010 como Presidente de la villa, gracias a 15 listas que se unieron para derrocarlo, Marcelo Chancalay, ha sido amo y señor de la Villa 20 por casi 20 años, a raíz del control absoluto de la relación con el estado en materia de obras públicas y planes sociales ya que ha sido funcional a cada gestión política, adhiriendo a todas.

Marcelo es hermano del ex campeón argentino semipesado Fabián Chancalay, un buen boxeador que dejó el deporte por problemas personales y luego de caer dos veces detenido: una por propinar una golpiza en una bailanta, en 1999, y por robar un auto, en 2000. Hoy Fabián dirige el gimnasio «Chancalay», que funciona en la villa y que fue levantado en su momento con la ayuda del entonces Jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra. El gimnasio no ha sacado campeones, pero si “mano de obra pesada” para Marcelo, formando su guardia personal, tanto dentro como fuera de la villa. Aparato indispensable para «sugerir» a algún vecino que firme algún papel, que vote a favor de tal o cual cuestión, o que asista a determinada movilización.

El macrismo alteró las funciones del IVC (Instituto de la Vivienda de la Ciudad), de tal forma que creó dos monstruos, como la Unidad de Gestión e Integración Social (UGIS) y la Corporación Buenos Aires Sur (CBAS), desde sus nuevos roles. Estos organismos no tienen competencias legales definitivas «pero pueden realizar tareas y reciben enormes asignaciones presupuestarias”. La UGIS, -creación 100% macrista-, es un organismo sin ningún tipo de control por parte de las organizaciones vecinales, que fomenta y alimenta la representación burocrática en las villas, y esos canales paralelos de negocios, de los cuáles Chancalay es un digno representante. Como dato ilustrativo la Coordinadora de Villas, presidida por Marcelo Chancalay, tiene una oficina operativa de funcionamiento en el mismo sitio de la UGIS.

Hasta el 2011, hizo que la Coordinadora de villas, arreglara todos los convenios con su cooperativa, dejando afuera de los trabajos aquellos presidentes de villas que no estuviesen alineados con él. Todo este entramado de corrupción y clientelismo, le permitió a Chancalay, durante 10 años, hacer una gran caja, generar y mantener «un grupo de matones» que ejercían la presión que él no podía conseguir por el diálogo y la vía democrática.

A través de los años, numerosos vecinos de la villa, han denunciado que el puntero ha manejado históricamente una gran cantidad de planes sociales, de los cuales, es vox populi, que se queda con gran cantidad de plata, o bien los utiliza para obligar a la gente a moverse según sus intereses, a partir de amenazarlos con cortarles el cobro.

CHANCALAY POLIPARTIDISTA

SI algo tiene claro este vecino “ilustre”, es su enorme aptitud para abrazar las doctrinas políticas más diversas, hecho comprobable en su adhesión a cada gobierno porteño y nacional de turno. Chancalay supo ser ibarrista: el ex jefe de gobierno porteño fue quien le donó su gimnasio donde forma a sus boxeadores.

También es hombre del FPV (este medio lo retrató al frente de su gente en el acto inaugural del Cuartel de Bomberos de Albariños por la Presidente) Cuando desembarcó en el barrio Sergio Schoklender, le “prestó” a sus matones para que trabajen en la Fundación de las Madres, llegando a tirotear a muchos vecinos que osaron meterse en el cementerio de autos que está al lado del barrio. Tanto Chancalay como Schoklender solían decir públicamente que su gente tenía orden de mantener las tierras baldías de ese depósito de chatarra “como sea”, es decir a los tiros, lo cual no era solamente una amenaza. Se sabe que tuvieron una disputa por dinero y el vínculo se rompió.

Chancalay fue socio de Víctor Sahonero (hoy tambien hombre de buen pasar…), presidente de la Cooperativa de vivienda, crédito y consumo «25 de Marzo», que arregló cientos de contratos con la gestión macrista, como la construcción de viviendas (alrededor de 7 manzanas de la villa), así como otras de obra pública en general. La vinculación con el macrismo, también se da por medio del hijo de Sahonero, Maxi Sahonero, quien ostenta el cargo de jefe de la Juventud Pro, desde hace ya algunos meses, por ser «pollo» de María Eugenia Vidal.

Terminada su sociedad con Sahonero, el puntero Chancalay, armó su propia cooperativa, llamada “Cardenal Samoré”, poniendo a su tío en el cargo de presidente. Desde allí, Chancalay firmó con el GCBA distintos convenios para el mantenimiento de la luz en Villa 20 y en el NHT de Ciudad Oculta. Los convenios, según informaron distintos dirigentes de la Villa 20, eran firmados con la UGIS (Unidad de Gestión e Intervención social) lugar donde -afirmaron- tanto él, como Sahonero y otros «cooperativistas» que trabajan con la obra pública de la Ciudad, frecuentan y manejan a discreción. Pero en la enorme lista de “amigos”, Chancalay incluyó al Vice de la Legislatura, Cristian Ritondo.

En este tiempo se lo vinculó como representante en las Villas porteñas de la Coalición UNEN, llevado por uno de sus representantes locales, Christian Bentivenga y se lo vio por ejemplo en el acto en el Club Yupanqui de Martín Lousteau a escasos metros de este. Justo es decir que reconocidos militantes de UNEN de Lugano criticaron duramente la decisión de acercarlos a las filas de UNEN, pero nada cambió.

LA ROSADA DE LA 20

Desde que Chancalay fue derrotado en las elecciones de 2011, su reemplazante fue Víctor Hugo Núñez (del FPV), con 1129 votos, el 27.27% de los 4136 votos que se registraron, pero la novedad es que entró a la junta el histórico dirigente piquetero Diosnel Pérez, como secretario de la Junta Vecinal. En esta elección hubo dos frentes, que agruparon a la mayoría de las por los menos 20 listas que se presentaron. Un frente fue el de Chancalay. Dentro del frente triunfante, que sacó 2828 votos, o sea el 68,37%, la segunda lista más votada fue la de Reynaldo Apaza, (responde al PRO) dueño de la Radio Gigante y del súper mercado de la Villa, que quedó como vicepresidente, con 645 votos, es decir el 15,59 %. El triunfo de Núñez da un respiro a los luchadores del barrio, ya que viene demostrando un comportamiento para nada afín con el de su anterior aliado. Diosnel Pérez encabezó la Lista Ocre, un agrupamiento forjado en la lucha por vivienda y salud, contra la represión, las patotas y el racismo.

El Gobierno de la Ciudad, a la luz de los acontecimientos sabía lo que se venía y por eso evitó el primer desalojo violento, ya que claramente los tenía calados a todos. Tan así de seguro estaría Mauricio Macri, que en vistas de su candidatura presidencial para 2015, no soportaría un error que le quite respaldo de una buena porción del sur de la Capital Federal.

Publicaciones relacionadas

Un comentario

  1. Hola ahora están vendiendo adjudicaciones de viviendas en el papá Francisco te cobran entre 30000 a 70000 para q te adjudique una vivienda sin necesidad de estar sentado o haber vivido en la villa 20…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus