BarrioComuna 8EditorialGobierno NacionalLa CiudadLegislatura de la Ciudad

NACIÓN RETIRARÁ 5000 EFECTIVOS DE “LA FEDERAL”

será solo de los barrios donde opera la Policía Metropolitana

MÁS INSEGURIDAD, MENOS POLICÍA

Una de las peleas FPV vs PRO, -que tanto mal nos hace a nos los mortales-, es por el bendito traspaso de la Policía Federal de Nación a Ciudad. Ahora salió Berni, -el que de verdad corta el bacalao, porqué la Ministro María Cecilia Rodríguez, no aparece en ninguna foto…-, a anunciar que retirarán unos 5.000 efectivos de los barrios donde ya opera la Metropolitana. Si bien la salida no tiene fecha, se supo que los barrios que dejarían son Saavedra, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Mitre, Villa Pueyrredón, Nueva Pompeya, Parque Patricios, Barracas, La Boca, Agronomía, Chacarita, Villa Crespo, Paternal y Villa Ortúzar.

Bernie fue lapidario: “Si dicen que tienen la mejor policía del mundo, que se hagan cargo», repiten siempre cual loros, desde Nación. No cabe duda alguna que el anuncio del pronto éxodo de la Federal surge desde que el asesinato de Melina López produjo una sucesión de idas y venidas con desprolijidades incluidas de unos y de otros donde todos se tiran tiros cuál bandas de narcos entre si.

En esta pulseada por Lugano, el que parece llevar la antorcha olímpica es Berni, porqué en sus acusaciones contra el Gobierno Porteño por la inacción del macrismo y de su metropolitana, como así también por los palos que recibe desde las propias filas (FPV) que vienen haciendo fila para pegarle, dejando claro que primero está el proyecto propio y después con los ciudadanos, vemos.

El viernes pasado Macri habría recibido un impacto en plena línea de flotación, ya que es cuestión de horas que a órdenes de su ministerio, la Policía Federal abandonaría 14 barrios porteños donde “ya está desplegada” la Metropolitana. Si bien Macri ya dijo que desconocen quien firmó la orden, lo cierto es que Berni es quien maneja el ministerio de Seguridad que preside María Cecilia Rodríguez. El viernes pasado, en declaraciones a Radio Mitre, Macri se mostró sorprendido y reveló que había hablado con la Presidente Cristina Fernández: “Hablé con la Presidenta para coordinar mejor y más las políticas de seguridad” y “quedamos en seguir hablando”. Pero aclaró que no le advirtió de la medida del retiro de efectivos de las comunas, lo que calificó de “bastante absurdo” porque “es un trabajo que lleva unos años”.

La Federal dejaría los barrios de Saavedra, Coghlan, Villa Urquiza, Villa Mitre y Villa Pueyrredón, que pertenecen a la Comuna 12; Nueva Pompeya, Parque Patricios, Barracas y La Boca (Comuna 4), y Agronomía, Chacarita, Villa Crespo, Paternal y Villa Ortúzar (Comuna 15). Según el jefe de Gobierno, el retiro sería en 7 días.

Desde el Gobierno de la Ciudad indicaron que la Policía Metropolitana colaboran con las fuerzas federales, pero que no cuentan con los agentes suficientes para reemplazar a la Federal y remarcaron que por ley la seguridad en la ciudad de Buenos Aires sigue siendo exclusiva de la Policía Federal.

Pero desde Seguridad explican que los policías de las comisarías con jurisdicción en las comunas donde actúa la Metropolitana serán enviados a otras seccionales de la Policía Federal y aclararon que la decisión fue por una mejor distribución de recursos y que la Federal continúe en los barrios donde ya trabaja la Metropolitana es duplicar el trabajo, según informa el diario La Nación.

Además, señalaron que la disposición se la habían anticipado al ministro de Justicia y Seguridad porteño, Guillermo Montenegro.

La preocupación en Bolivar 1 es grande, ya que el retiro de 5.000 efectivos de la Policía Federal en 14 barrios, sería un golpe muy duro para Mauricio Macri en el terreno de la Seguridad, porque la Policía Metropolitana no tiene número suficiente para cubrir las tareas de la Federal. La decisión del Ministerio de Seguridad de la Nación ocurre después de los hechos en el Barrio Papa Francisco. El temor a hechos similares se potencia porque los barrios implicados son zonas “calientes” en cuanto a inseguridad, como la zona Sur.

UNEN (VA CAYENDO GENTE AL BAILE)

Por las dudas y para que no los extrañen, este mismo viernes también, salió UNEN a exigirle a Macri que levante acciones judiciales contra la administración kirchnerista por el incumplimiento del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad de Buenos Aires.

Los legisladores Paula Oliveto y Maximiliano Ferraro, solicitaron al Poder Ejecutivo porteño que, a través de la Procuración General, promueva una acción judicial contra el Poder Ejecutivo Nacional, con el objeto de lograr un “pronunciamiento que subsane el incumplimiento constitucional, por omisión, en que incurre el Gobierno Nacional, al no acordar con el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

En el año 2007, mediante la Ley Nº 26.288 se modificó el artículo 7º de la Ley Nº 24.588, posibilitando que la Ciudad posea policía propia, La Metropolitana, pero limitada y dilatada a la celebración de convenios.

La nueva normativa establece que “el Gobierno nacional ejercerá en la Ciudad de Buenos Aires, mientras sea Capital de la República, sus funciones y facultades en materia de seguridad con la extensión necesaria para asegurar la efectiva vigencia de las normas federales” y “el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ejercerá las funciones y facultades de seguridad en todas las materias no federales”. Pero se indica que el Ejecutivo Nacional tendrá esas funciones “hasta tanto aquel ejercicio sea efectivamente asumido por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires”. Para que el distrito que gobierna Mauricio Macri desde el 2007 tome esas funciones en materia de seguridad se deben celebrar una serie de convenios entre la Nación y la Ciudad.

LUGANO Y POMPEYA

En el retiro de fuerzas se incluye también a los efectivos de la Gendarmería y la Prefectura que actúan en la zona sur de la ciudad, la más sensible en materia de seguridad y que tienen a su cargo el denominado, -cuan disminuido-, Operativo Cinturón Sur.

RECURSO DE AMPARO

Funcionarios porteños off the record, no descartan que Macri este evaluando la presentación de un recurso de amparo para impedir que Nación le saque 5000 policías de 14 barrios porteños. «Estamos analizando presentar un amparo con una medida cautelar porque básicamente aquí se pone en riesgo la seguridad de la población y todo lo que significa el manejo presupuestario», declaró Julio Conte Grand en diálogo con FM Identidad.

BERNI ACLARA PARA QUE NO OSCUREZCA

Rápido como pocos, el Secretario de Seguridad, salió a aclarar el viernes por la tarde que la Policía Federal no se «retira» de los barrios porteños donde ya presta servicio la Policía Metropolitana sino que «traspasará» la «responsabilidad de la seguridad ciudadana» a la fuerza local para hacer una redistribución de efectivos en otras comunas de la Ciudad de Buenos Aires. «No vamos a retirar (la Policía Federal), la palabra es traspasar responsabilidad la seguridad ciudadana en las jurisdicciones en donde la Metropolitana está trabajando, y hacer una redistribución de los efectivos a otras comisarías de la Ciudad», explicó el funcionario en diálogo con Vorterix.

Berni aclaró que la decisión se viene trabajando con los referentes políticos del gobierno de la Ciudad desde hace un año y que no se pide que el traspaso se «haga de la noche a la mañana».

«Cuando la Metropolitana fue creada, nosotros creamos las agencias federales para que una vez que la Metro estuviera trabajando en la Ciudad, esos recursos humanos puedan ser distribuidos en el resto del país», señaló el secretario. Además añadió que, hoy en día, «los efectivos (de la Metropolitana) están desacoplados al sistema de seguridad» y acusó al gobierno de Mauricio Macri por no querer «hacerse cargo» del tema.

¿LLEGA EL FBI CRIOLLO?

La salida de la Policía Federal de los barrios porteños donde se desempeñan efectivos de la Metropolitana tendría como objetivo remover a la Fuerza de la Ciudad de Buenos Aires para incluir a todo el personal disponible en la creación de un cuerpo de élite similar al FBI estadounidense, que se dedique a delitos federales en el país.

Así lo anticipó a NA un alto integrante de la cúpula de la Policía Federal, quien remarcó que se trata de un proyecto que se inició cuando Nilda Garré era ministra de Seguridad.

«Garré tenía en mente ese proyecto y contaba con el aval de la presidenta Cristina Kirchner y lo empezó a ejecutar cuando el comisario general Román Di Santo asumió como jefe de la policía Federal», precisó la fuente consultada.

La idea es crear un cuerpo especializado con todos los integrantes de la Fuerza, con excepción de los bomberos, que seguirían perteneciendo a la Federal, pero continuarían con sus tareas en el área porteña.

«Si bien es un proceso que podría demandar algunos años, ya arrancó, porque entre el año pasado y éste, el comisario general Di Santo recorrió zonas del norte argentino, más precisamente Salta, para instalar allí una de las oficinas. En principio, las otras estarían en el centro-oeste del país, en el centro-este (seguramente se ubicaría en Buenos Aires) y otra en el sur», señaló la fuente consultada por Noticias Argentinas.

Con el correr del tiempo, si el presupuesto y el personal utilizado lo permiten, se agregarían más oficinas en otros lugares de la Argentina, agregó.

Cuando Garré empezó a idear este proyecto, necesitaba que la Policía Metropolitana empezara a desembarcar en distintos barrios de la Ciudad, para proceder con la remoción paulatina de la Federal, aunque ese proceso fue más lento de lo que ella esperaba, planteó la fuente.

Por eso, para que este nuevo cuerpo de élite empiece a tomar forma -aún no trascendió su nombre- es necesario que la Fuerza macrista cubra todo el territorio de la capital federal y éste parece ser el principal obstáculo del proyecto.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Coronavirus