BarrioComuna 4Comuna 8CulturaEditorialLa CiudadSociedad

QUIEREN DEMOLER EL ANTIGUO CINE Y TEATRO URQUIZA

la picota amenaza al emblemático edificio histórico de Parque Patricios

NO AL FIN DEL URQUIZA

El que otrora fuese uno de los escenarios donde Carlos Gardel, Agustín Magaldi y tantas otras figuras; el cine donde se estrenó «La guerra gaucha» (para probar a «lo hollywood» como respondía el publico a un nuevo estreno) hoy es un mercado chino y lo van a demoler. Los vecinos denuncian así una nueva (y una más) desprotección del patrimonio cultural o -si prefiere usted-, un arrebato a su mejor memoria.

En el antiguo Cine Teatro Urquiza se presentaron desde Carlos Gardel hasta Azucena Maizani, y hoy sobrevive a duras penas como supermercado chino. Quienes se movilizan para salvarlo sospechan que su futuro podría ser aún peor.

Ubicado en la avenida Caseros 2826, el Urquiza se fundó en 1926 y desde entonces representó uno de los grandes polos culturales de un barrio reconocido por su ascendencia maleva. El 6 de julio de 1932, un Gardel en la cima de su éxito cantó sobre su escenario, y poco después actuarían allí Tita Merello y Aníbal Troilo, entre muchos otros.

Es un lugar histórico. Manuel Vila, presidente del Foro de la Memoria de Parque Patricios, consigna que abrió en 1926 que cuenta todavía hoy con un techo corredizo que podría salvarse de la demolición del progreso. «En ese lugar Juan Manuel Fangio instaló una agencia de Mercedes Benz y se vino a vivir al barrio, para estar cerca de sus negocios», cuenta Vila (vivió muchos años en el edificio de Caseros y Rioja, sobre la mítica sedería.)

Parque Patricios supo tener cuatro cines. El Patricios (en la Avenida Rioja, a unos 20 metros de Rondeau), el Rivas (frente al Patricios, hoy un templo evangelista), el Pablo Podestá (también en Rioja y Rondeau) y el Urquiza. ¿Es seguro que lo vayan a tirar? «Esto empezó cuando posteé una vieja foto del cine Urquiza en Facebook. Alguien escribió: lo van a demoler», informa Octavio Martín. Así comenzó su patriada, que por la fuerza de las redes sociales se fue volviendo colectiva.

Martín fue el jueves a la Unidad Especial Temática de la Defensoría General de la Ciudad para pedir asesoramiento. «Inmediatamente mandaron arquitectos, que dijeron que el edificio está bárbaro», comenta. El edificio está en pie, como los vecinos.

Actualmente queda poco del que alguna vez fue. A la marquesina que antes anunciaba a las estrellas del tango hoy la reemplaza el cartel del supermercado chino que ocupa buena parte de su espacio. Y como a los chinos se les acaba de vencer el contrato de alquiler, el destino que amenaza al teatro es el de una demolición inminente.

Al menos, eso es lo que los propios chinos le dijeron a Octavio Martín, joven bahiense que vive a dos cuadras del teatro y uno de los principales defensores del Urquiza. “En la Dirección General de Patrimonio me dijeron, textualmente, que el lugar está «desestimado y no hay vuelta atrás», lo que significa que no hay ninguna protección sobre el predio y no hay manera de cambiar esa situación. Pero yo soy una persona que siempre piensa que algo se puede hacer. No sé de qué manera, pero en un barrio que no tiene cines ni teatros, ¿por qué habría que dejar que este patrimonio histórico y cultural desaparezca?”, dijo Martín.

Durante la tarde del sábado 31 de agosto, Martín y un grupo de vecinos se reunieron en la puerta del teatro y en apenas unas horas recolectaron casi 800 firmas en apoyo de la recuperación del Urquiza. “Nos convocamos a través de la página de Facebook del barrio, personalmente no nos habíamos visto nunca -señaló Martín-. «Y el resultado fue muy emocionante. Llegaba gente que tomaba el micrófono y contaba historias que habían vivido cuando el cine funcionaba. Otros traían comida y agua. Una señora muy humilde apareció con una bolsa de caramelos, fue increíble. Eso demuestra que el Urquiza está muy ligado al barrio, y que los vecinos quieren que se lo recupere”.

A la fecha, la iniciativa supera las 2500 firmas de apoyo, entre las que destacan las de los artistas Mauricio Kartun, Rubén Szuchmacher, Javier Malosetti y Julieta Cardinali, entre otros.

En su campaña de recuperación del teatro, los vecinos movilizados convocan desde su página de Facebook (www.facebook.com/cineteatrourquiza) a todos aquellos interesados en participar a un encuentro programado para mañana sábado 14, desde las 12, en el parque del barrio, o en la puerta del teatro si la lluvia obliga a buscar un refugio.

El acto sería el último antes de la reunión programada con Liliana Mazure, titular del Incaa, quien prometió escuchar la demanda vecinal. “Recuperar el Urquiza es una manera de devolverle al barrio un espacio de cultura -expresó Martín-. Si los legisladores o alguien del gobierno se acercaran para ver qué pasa en Parque Patricios, se darían cuenta de que a los vecinos les encantaría tener un lugar como este para asistir a actividades culturales. Y lo increíble es que lo tuvimos, pero permitimos que se perdiera. Ahora es el momento de salvar algo tan importante.”

 

PROYECTO DE RECUPERACIÓN DE LA LEGISLADORA LAURA GARCÍA TUÑÓN

La legisladora Laura García Tuñón de Buenos Aires para Todos presentó el proyecto que declara de utilidad pública y sujeto a expropiación al Cine Teatro Urquiza, por iniciativa de los vecinos y organizaciones sociales de Parque Patricios, quienes trabajaron en su elaboración.

El proyecto cuenta con el apoyo de los distintos bloques de la oposición y busca que el Gobierno de la Ciudad proceda tanto a la restauración del Cine Teatro Urquiza, ubicado en Av. Caseros 2826, como a su puesta en valor de la totalidad de la fachada, el interior y las instalaciones del inmueble, conservando las características estilísticas originales.

Con el convencimiento de que la cultura es parte fundamental para la realización de una comunidad, y por su valor histórico y cultural propio, es que hace varios años los vecinos vienen juntando firmas y haciendo manifestaciones por la reapertura del Urquiza.

«Con la recuperación del cine, buscamos contribuir al enriquecimiento simbólico y cultural de los vecinos del barrio y de la Comuna 4, quienes hoy no cuentan con espacios culturales de estas características», expresó García Tuñón.

Para la coordinación de las actividades, la propuesta es integrar a las organizaciones barriales y vecinos junto al Gobierno de la Ciudad, a formar parte del sostenimiento y programación del espacio. «Recuperar el Urquiza, significaría un gran aporte a la participación ciudadana en la construcción cultural, creando y fortaleciendo las diversas expresiones artísticas y culturales; estrechando lazos de solidaridad y construcción colectiva de los vecinos de los barrios de la Ciudad», finalizó la legisladora.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Coronavirus