BarrioComuna 4EditorialLa CiudadNoticias

INCENDIO EN BARRACAS: ¿Y MACRI DONDE ANDABA?

nuevamente ausente frente a la tragedia

¡MACRI: NO TE VAYAS NUNCA!

Ya no sorprende que frente a una tragedia para los vecinos. el Jefe de Gobierno ande vaya a saber uno, donde. Lo grave es que la logia de los cabuleros frente a la realidad, debe desear que no se mueva más de la ciudad, nunca. En esta ocasión, apareció tan tarde en el escenario del desastre en Barracas, que enseguida empezaron las preguntas de los cronistas presentes, frente a las diversas respuestas dadas desde fuentes oficiales que se contradijeron así en los medios.

Macri y Montenegro en Barracas
Macri y Montenegro en Barracas

Como Macri apareció pasadas las 7:00 de la tarde, la pregunta obligada ante la ausencia (repetida) en situaciones inesperadas y trágicas como esta, sembró dudas por doquier sobre dónde se encontraba cuando sucedió la tragedia en el depósito de Iron Mountain ¿Por donde andaba, o en que estuvo «tan ocupado»?

Miguel de Godoy, -secretario de Medios de la Ciudad-, declaró a INFOnews: -«Macri siempre estuvo en Barracas», ante la transmisión en directo de varios canales que no lo mostraron jamás, es de pensar que el funcionario habrá hablado de una presencia espiritual.

Un funcionario de la Policía Metropolitana, aseguró «off the record» a tres cronistas de medios diferentes, que Macri estaba en una reunión con representantes de las empresas energéticas.

Página/12, relató que una fuente oficial le confirmó en off, que Macri estaba en el sur y que volvió cuando se enteró de lo que había pasado.

El PRO también hizo agua porqué mientras unos dirigentes «lamentaban lo mucho que tardó en regresar», otros, afirmaron que Macri «estuvo todo el tiempo en Barracas».

Macri, debe estar si o si porqué es el Jefe de Gobierno, pero sus ausencias, quedan al descubierto anta cada catástrofe, y hace que todos nos preguntemos, ¿cúantas horas le dedica en serio a la jefatura?

Cuando el caos de los cortes de luz en el peor verano del que se tenga registro, fue y vino de Villa La Angostura (donde lo descubrió un fotógrafo al que Macri le quiso comprar sus fotos), para protagonizar un papelón demagógico e irrespeto para con sus votantes, enfundados el y los suyos, en los típicos chalecos amarillos, repartiendo agua mineral y empujando sillas de ruedas.

Ayer repitió la fórmula, -esta vez no como otras donde la puso a María Eugenia Vidal de paragolpes- (saliendo ella mejor parada con actuaciones mucho más creíbles), volviendo de otra de sus misteriosas vacaciones para calzarse el chaleco amarillo y con una rutina actoral para las fotos, donde solo le faltó agarrar una manguera.

Macri: «Es momento de acompañar a los familiares de las víctimas»

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus