La CiudadNoticias

FIERROS CÉNTRICOS

Se viene el Super TC 2000

El centro de la Ciudad se volverá un scalextric de lujo

Este fin de semana las calles céntricas de la Ciudad de Buenos Aires se transformarán en un autódromo para la realización de la segunda fecha del campeonato de la categoría Súper TC 2000.

Con una inversión estimada en los tres millones de dólares, y la participación de 6.000 personas, 26 ambulancias, 3 autobombas y un helicóptero se realizará un evento que despertó mucha polémica en las semanas previa a su realización.

Los emblemáticos e históricos lugares de referencia de la capital argentina como el Obelisco, el Teatro Colón, la Casa Rosada, la Plaza de Mayo y la Catedral de Buenos Aires formarán parte de la geografía de una competencia que intenta organizarse desde hace más de diez años.

Los 3.080 metros del trazado de este circuito callejero modificaron la geografía habitual del centro de la Ciudad de Buenos Aires con bloques de cemento -traídos especialmente desde Nueva Jersey- tribunas sobre las avenidas y cortes en el tránsito, que despertaron protestas en las últimas dos semanas.

Pese a estas controversias y a un intento de último momento de frenar judicialmente esta competencia, la remozada categoría del Súper TC 2000 realizará este fin de semana un evento para el que se espera la presencia de 500 mil espectadores, entre las pruebas de clasificación del sábado y la propia competencia del domingo.

En la construcción del trazado se siguieron las normativas y la rigurosa supervisión de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino (ACA), ente fiscalizador reconocido por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

El presidente de la categoría, Pablo Peón, en diálogo con EFE sentenció: «Será un evento único y marcará un antes y un después para el automovilismo argentino. Hace más de un mes que no duermo pensando en ultimar detalles y espero que todo salga bien. En lo personal es un sueño hecho realidad y está todo organizado para que sea una verdadera fiesta».

Los vehículos de la categoría con más innovación tecnológica del automovilismo argentino pueden alcanzar los 300 kilómetros por hora, pero por una recomendación del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se regulará la sexta marcha de los mismos para llegar sólo a los 220 kilómetros por hora en la recta principal por la Avenida 9 de Julio.

«El domingo, por un pedido de las autoridades, recién comenzará la acción y se encenderá el primer motor a las 11 de la mañana. Previamente, en la Catedral de Buenos Aires, los autos y los pilotos recibirán la bendición del cardenal Jorge Bergoglio en el especial Domingo de Ramos», relató Pablo Peón.

«En todas las ciudades del mundo, donde hay carreras callejeras, siempre tienen un enorme impacto a nivel económico y si bien trae aparejadas algunas molestias en los días previos, no es nada en comparación con tener un deporte de la importancia del automovilismo en las calles de Buenos Aires», enfatizó Mauricio Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En esta misma sintonía, el subsecretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, Francisco Irarrázaval, aseguró: «Luego de la competencia todo seguirá igual y el asfalto va a quedar bien, porque hay que tener en cuenta que es la zona más transitada del país y resiste en perfectas condiciones».

Con respecto al impacto ambiental, otra de las controversias generadas en la previa de esta carrera, Irarrázaval explicó: «Hicimos dos estudios en noviembre del año pasado y en febrero que nos demostró que la vibración de las marchas de protesta, el paso del subterráneo y el tránsito es infinitamente superior a este evento de dos jornadas en un fin de semana».

En su 33ª temporada desde su creación en 1979, el Súper TC 2000 marcará el regreso tras 60 años de un circuito callejero en Buenos Aires, época en la que se destacaron los históricos pilotos argentinos: Froilán González, los hermanos Oscar y Juan Galvez y Juan Manuel Fangio.

Por su parte, Matías Rossi, actual campeón de la categoría y ganador de la primera prueba del año en Córdoba, sintetizó las expectativas de los pilotos: «Va a ser una fiesta espectacular y el público porteño siempre respondió con los eventos automovilísticos en el centro de Buenos Aires como en las diversas ediciones del Rally Dakar o las exhibiciones de la Fórmula 1».

Este fin de semana, por lo tanto, se realizará este circuito callejero en Buenos Aires, en un evento que planea repetirse en los próximos cuatro años, según el contrato firmado entre los organizadores y las autoridades del gobierno local.pital argentina como el Obelisco, el Teatro Colón, la Casa Rosada, la Plaza de Mayo y la Catedral de Buenos Aires formarán parte de la geografía de una competencia que intenta organizarse desde hace más de diez años.

Los 3.080 metros del trazado de este circuito callejero modificaron la geografía habitual del centro de la Ciudad de Buenos Aires con bloques de cemento -traídos especialmente desde Nueva Jersey- tribunas sobre las avenidas y cortes en el tránsito, que despertaron protestas en las últimas dos semanas.

Pese a estas controversias y a un intento de último momento de frenar judicialmente esta competencia, la remozada categoría del Súper TC 2000 realizará este fin de semana un evento para el que se espera la presencia de 500 mil espectadores, entre las pruebas de clasificación del sábado y la propia competencia del domingo.

En la construcción del trazado se siguieron las normativas y la rigurosa supervisión de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del Automóvil Club Argentino (ACA), ente fiscalizador reconocido por la Federación Internacional de Automovilismo (FIA).

El presidente de la categoría, Pablo Peón, en diálogo con EFE sentenció: «Será un evento único y marcará un antes y un después para el automovilismo argentino. Hace más de un mes que no duermo pensando en ultimar detalles y espero que todo salga bien. En lo personal es un sueño hecho realidad y está todo organizado para que sea una verdadera fiesta».

Los vehículos de la categoría con más innovación tecnológica del automovilismo argentino pueden alcanzar los 300 kilómetros por hora, pero por una recomendación del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se regulará la sexta marcha de los mismos para llegar sólo a los 220 kilómetros por hora en la recta principal por la Avenida 9 de Julio.

«El domingo, por un pedido de las autoridades, recién comenzará la acción y se encenderá el primer motor a las 11 de la mañana. Previamente, en la Catedral de Buenos Aires, los autos y los pilotos recibirán la bendición del cardenal Jorge Bergoglio en el especial Domingo de Ramos», relató Pablo Peón.

«En todas las ciudades del mundo, donde hay carreras callejeras, siempre tienen un enorme impacto a nivel económico y si bien trae aparejadas algunas molestias en los días previos, no es nada en comparación con tener un deporte de la importancia del automovilismo en las calles de Buenos Aires», enfatizó Mauricio Macri, Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

En esta misma sintonía, el subsecretario de Deportes de la Ciudad de Buenos Aires, Francisco Irarrázaval, aseguró: «Luego de la competencia todo seguirá igual y el asfalto va a quedar bien, porque hay que tener en cuenta que es la zona más transitada del país y resiste en perfectas condiciones».

Con respecto al impacto ambiental, otra de las controversias generadas en la previa de esta carrera, Irarrázaval explicó: «Hicimos dos estudios en noviembre del año pasado y en febrero que nos demostró que la vibración de las marchas de protesta, el paso del subterráneo y el tránsito es infinitamente superior a este evento de dos jornadas en un fin de semana».

En su 33ª temporada desde su creación en 1979, el Súper TC 2000 marcará el regreso tras 60 años de un circuito callejero en Buenos Aires, época en la que se destacaron los históricos pilotos argentinos: Froilán González, los hermanos Oscar y Juan Galvez y Juan Manuel Fangio.

Por su parte, Matías Rossi, actual campeón de la categoría y ganador de la primera prueba del año en Córdoba, sintetizó las expectativas de los pilotos: «Va a ser una fiesta espectacular y el público porteño siempre respondió con los eventos automovilísticos en el centro de Buenos Aires como en las diversas ediciones del Rally Dakar o las exhibiciones de la Fórmula 1».

Este fin de semana, por lo tanto, se realizará este circuito callejero en Buenos Aires, en un evento que planea repetirse en los próximos cuatro años, según el contrato firmado entre los organizadores y las autoridades del gobierno local.
A correr mi amor

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus