Sociedad

El día que el mundo se detuvo, se fue Diego Maradona

Luego de salir de una operación por un hematoma subdural y una semana de posoperatorio en una residencia de un barrio privado en Tigre, murió Diego Armando Maradona.

Tras una operación en su cabeza por un hematoma subdural, de la cual había salido nuevamente victorioso, se instaló en una residencia en un barrio privado para transitar el posoperatorio y a las 12 del medio día de ayer dejaba este mundo para convertirse en leyenda.

Se fue el Diego, el barrilete cósmico, Pelusa, el cebollita, el magnate, el villero, el pibe que jugó a la pelota y supo emocionar al mundo entero con sus gambetas, los pases y los tiros con pelota parada, se fue la zurda inmortal. El pueblo argentino y gran parte de los pueblos del mundo lo lloran.

Controvertido y humano, polémico y sin filtro, Pelusa no pudo gambetear a la muerte en su último partido con su salud, y su gente, la Argentina entera, lo está despidiendo. Atrás quedaron las grietas, la pandemia y las noticias económicas. De Villa Fiorito al Obelisco, pasando por Paternal, su casa de Segurola y Habana y los estadios donde supo desplegar su magia, son testigos del amor de un pueblo que desfila para darle el último adiós al más grande de todos.

Cientos de miles de personas transitan por Casa Rosada, se fue rápido, sin avisar, nadie lo esperaba, como cuando arrancó desde el medio campo con la pelota pegada a la zurda en ese gol a los ingleses, que quedó grabado en las retinas de cada uno de los que aman al futbol.

Las sobremesas, las charlas de café, toda esa alegría cotidiana que desataba cuando recordábamos las jugadas del diez, las puteadas cuando “le cortaron las piernas” y las polémicas sobre su vida personal. Se fue y nos dejó su arte futbolero grabado en el corazón.

Murió Pelusa y se lleva con él los relatos improvisados cuando jugábamos a ser Maradona en cada picadito en el patio del colegio e imaginábamos ganar el mundial con la celeste y blanca, como él. En el álbum de las pasiones faltará la figurita más difícil y la más buscada. Murió el Diego y nació el mito.          

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus