La Ciudad

COLEGIOS TOMADOS: NO HABRÁ LISTAS NEGRAS

Sin ‘listas negras’ los estudiantes regresan a clases

El Gobierno porteño derogará la resolución que pedía identificar a los estudiantes que tomaban los establecimientos educativos, según lo anticipó el ministro de Educación, Esteban Bullrich, a los estudiantes, quienes marcharán el jueves 26/08 a las 16:00 a la Legislatura y luego levantarán las medidas: «Se levanta mañana la toma generalizada porque vamos a una concentración a la Legislatura con todos los colegios a pedir aumento del presupuesto educativo, reformas edilicias y becas y viandas en tiempo y forma», había dicho a Télam Iván Pizarro, del Centro de Estudiantes del Mariano Acosta.

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, derogará la resolución que pedía identificar a los estudiantes que tomaban colegios, según lo anticipó el ministro de Educación, Esteban Bullrich, a los alumnos.

A su vez, los estudiantes, que ocupan 22 colegios sin dictado de clases en reclamo de mejoras edilicias, firmarán un acta compromiso con el Gobierno porteño de devolver los colegios a sus autoridades, las que se comprometerían a, en 48 horas, evaluar la situación colegio por colegio.

Macri y Bullrich
Macri y Bullrich

La propuesta será debatida por los alumnos en asambleas y cada colegio decidirá si levanta o no la ocupación que mantienen desde hace más de 10 días, por lo que «hasta ahora las escuelas siguen tomadas», dijo a la agencia estatal de noticias Télam una de las estudiantes que participó en la reunión.

Es lo que habitualmente se dice cuando acaba un conflicto ya que el discurso debe presentar a cada uno en mejor posición que la que realmente se encuentra.

Antes, se informó que un grupo de activistas del gremialismo educativo porteña le pediría al Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario Nº 1, a cargo de Juan Vicente Cataldo, que declarase la inconstitucionalidad del memorándum del Ministerio de Educación porteño que ordena denunciar en sede policial y administrativa a los responsables de las tomas en las escuelas.

La delegación no la integra ninguna estrella de la docencia sino más bien gente que antepone su resentimiento a la pedagogía: el secretario general de la UTE, Eduardo López; los legisladores Francisco Nenna y Gonzalo Ruanova, algunos integrantes del Observatorio de Derechos Humanos de la ciudad, delegados de los estudiantes secundarios y terciarios, etc.

Los colegios en conflicto suman 20, y el ministro Bullrich había anunciado que daría “intervención” a los Consejos de Niñas, Niños y Adolescentes del distrito y al General Tutelar para que realizaran una mediación en el tema.

“Se están violando los derechos de niños y adolescentes para entrar a la escuela y aprender”, afirmó Bullrich, quien defendió la política implementada en el área desde que asumió Mauricio Macri, quien volvió a descalificar la protesta porque “la política está utilizando claramente grupos minoritarios de alumnos para hacer estas manifestaciones, aunque nosotros siempre queremos dialogar, entender que ese es el camino, que hay planes para construir nuevas escuelas también”.

Los colegios tomados por alumnos son Manuel Belgrano, Julio Cortázar, Falcone, Liceo 3, Normal 5, Media 2, Liceo 4, Normal 1, Urquiza, Comercio 17, Mariano Acosta, Normal 6, “Lengüitas”, Normal 4, Fader, Técnica 17 Cornelio Saavedra, Confederación Suiza, Pedro Esnaola, Alberto Larroque y Rogelio Yrurtia.

Excepto la escuela Larroque, todas las demás integran la llamada Coordinadora Unificada de Estudiantes Secundarios (CUES), que anunció una marcha desde el Ministerio de Educación de la Nación a la Legislatura

El ministro Esteban Bullrich, pese a que se oponía a reunirse si es que no deponían las tomas, aceptó dialogar con los jóvenes, quienes llegaron a las 18:00 a la sede del Ministerio de Educación y finalizaron el encuentro cerca de las 22:00.

De la reunión participaron 24 alumnos que representan a más de 40 escuelas de la ciudad y se concretó tras la visita que Bullrich hizo en forma sorpresiva al colegio Justo José de Urquiza del barrio de Flores, donde los convocó a este encuentro, con la condición de que depusieran las tomas.

«No negociamos levantar las tomas porque ya hemos agotado todos los recursos de diálogo y no fuimos escuchados. Aquí hay problemas de todo tipo, desde infraestructura hasta de seguridad, pasando por la construcción de más escuelas, becas y viandas», aseguró Juan Amorim, delegado del colegio Lengüitas.

Fuentes allegadas a la reunión dijeron a Télam que los estudiantes plantearon al ministro un aumento en el presupuesto destinado a infraestructura escolar y que el Gobierno porteño les contestó que «era una tarea difícil porque tenían que elevar a la Legislatura y esperar la respuesta».

«Una vez que recibieran esa respuesta van a ejecutar el 100 por ciento del presupuesto ya que hasta el momento se ejecutó sólo el 7%», precisó el estudiante.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus