Salud

PREPAGAS: EL GOBIERNO AUTORIZÓ OTRO 9,5 % DE AUMENTO

9,5 % es el nuevo aumento autorizado en las cuotas de la medicina prepaga

El Gobierno habilitó el incremento para que las empresas pudieran afrontar el alza que pedían sus prestadoras. Así logró desactivar un paro. No sería el último aumento del año

Habían anunciado las clínicas y sanatorios privados, un paro entre mañana y el jueves que al final quedó anulado, aunque a cambio de esto el Gobierno autorizó una suba del 9,5% en las tarifas de la medicina prepaga, a partir de las cuotas del mes próximo.

Los prestadores de las empresas de salud habían advertido que, en caso de que sus clientes (las prepagas, obras sociales y el PAMI) no habilitaran una suba en sus precios, durante 48 horas se paralizaría la atención de sus pacientes.

El lunes por la noche, la Superintendencia de Servicios de Salud (SSS) mantuvo un encuentro con las partes involucradas en el conflicto, y accedió a que las prepagas subieran sus cuotas.

Según confiaron fuentes del sector de las clínicas y sanatorios, “esto no resuelve nuestros problemas pero al menos es un indicio de que hay iniciativa para negociar”.

Por esto, los empresarios hablan de un “freno” de la medida de fuerza que debía comenzar hoy aunque la posibilidad quedará abierta en caso de que las tratativas se vuelvan a trabar.

El reclamo original de las empresas era de un incremento en las tarifas del 26%, similar al aumento que acordaron para los salarios de los trabajadores de Salud.

El mayor conflicto estaba dado con las empresas de medicina privada, que son quienes deben recibir el visto bueno del Gobierno para aumentar sus tarifas. Según ellas, la única forma de pagarles más a sus prestadores.

En el caso del PAMI, por ejemplo, se firmó a comienzos de esta semana una recomposición de las tarifas que reciben los prestadores, que alcanzó a un 26%, por lo que los afiliados a esa obra social no sufrirán los efectos del paro.

Lo mismo ocurrirá con la gran mayoría de las obras sociales.

Con algunas ya se acordaron subas de entre el 23% y el 26%, dependiendo de cada caso. Incluso, con otras se impuso un desdoblamiento de los incrementos.

Uno de los datos más llamativo que tenía la medida de fuerza era que también se había comprometido la atención en clínicas como Los Arcos y Trinidad Mitre, de las que son dueños las propias empresas de medicina privada.

Previo al acuerdo con la Superintendencia de Servicios de Salud, el titular de la Cámara de Instituciones Médico Asistenciales de la República Argentina (Cimara), Federico Díaz Mathé, había advertido sobre la situación financiera por la que atraviesan las empresas de medicina privada.
“Es muy complicada y preocupante”, sostuvo.

“Los 12 meses en los que consideramos los aumentos de cuotas son los que corresponden al año paritario que abarca de agosto de un año a julio del año siguiente, y lo que nosotros aumentamos fue un 8% en mayo, que corresponde a febrero y a la paritaria del año anterior”, explicó el directivo.

De haberse llevado a cabo, el cese de actividades hubiera afectado a 4,9 millones, la cantidad de afiliados con los que hoy cuenta el sistema privado de salud.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba