Política

Legisladores porteños se expresaron contra el FdT por los ingresos a Olivos

Diferentes legisladores porteños se expresaron a través de Twitter en contra del Gobierno Nacional por la foto del presidente Alberto Fernández en la Quinta de Olivos junto a 13 personas más. 

La imagen fue tomada el 14 de julio de 2020, día del cumpleaños de la Primera Dama, Fabiola Yáñez. La periodista del canal La Nación + Guadalupe Vázquez difundió la fotografía y, horas más tarde, el medio Chequeado confirmó la veracidad del material. 

Por su parte, el titular de la bancada de Vamos Juntos, Diego García Vilas, destacó que  los argentinos que habían perdido su trabajo y a seres queridos merecían una explicación. 

Asimismo, el funcionario Leandro Halperín recordó que se habían fundido comercios y que se habían cerrado las escuelas, y que la diferencia entre el Frente de Todos (FdT) y su partido era moral. Sin embargo, también durante la cuarentena estricta, Juntos por el Cambio convocó a siete movilizaciones y la dirigente Elisa Carrió denunció a Fernández y al gobernador Axel Kicillof por «envenenamiento», cuando ingresaban al país las primeras vacunas traídas desde Moscú. 

En tanto, el precandidato del Frente de Izquierda-Unidad (FIT-Unidad) Gabriel Solano afirmó que un error era salir sin el celular y que los ingresos a la Quinta de Olivos significaban una burla hacia el pueblo; en referencia a las declaraciones de esta mañana del Jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero, que había advertido en diálogo con Radio 10 que la situación había sido una equivocación. 

A la vez, una de las acompañantes de Solano, Tatiana Fernández Martí, subrayó que la foto demostraba «el privilegio de poder», y que Fernández se reía mientras «se aceleraba la represión y la policía mataba a Facundo Astudillo Castro». De parte del FdT, no hubo ninguna respuesta.  

 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus