BarrioComuna 8EditorialGobierno NacionalLa CiudadLegislatura de la CiudadNoticias

EL PAPA FRANCISCO FRENÓ EL DESALOJO DEL PREDIO EN LUGANO

la carta de Francisco al legislador Vera frenó la alianza PRO-FPV para desalojar por fin el predio

HABEMUS TRABA

Cuando era un secreto bien guardado que este viernes 29, las fuerzas de seguridad de Ciudad y Nación, -tal cual ordenó la justicia-, iban a desalojar el predio cerca del mediodía, un e-mail del Papa a Gustavo Vera, -que este hizo conocer a Noticiario Sur y otros medios-, frenó el operativo desalojo, que pasaría entonces para la semana que viene.

Que la toma tiene idas y vueltas políticos sorprendentes, a esta hora no hay quién lo dude. La mezcla de intereses de los dirigentes políticos de los partidos oficiales de Ciudad y de Nación, hacen que el romance Cristina-Mauricio (lo prefiere obviamente a Massa a quién ven como un opositor más complicado), haya juntado a sus dos Comisionados Fierros (¿se acuerdan de Batman y Robin?), léase Berni y Montenegro, que acordaron rápidamente la táctica ideal para un desalojo sin el alto costo político de un enfrentamiento con los vecinos.

El Gobierno porteño, más rápido que volando, a mitad de mes presentó a la Jueza Liberatori el postergado (por ellos) plan de saneamiento del predio, para descontaminarlo y así urbanizarlo y por fin cumplir con la ley 1770, cosa que hasta ahora evitó con sumo cuidado, gesto aprobado por la Casa Rosada para solucionar un conflicto incómodo para ambas fuerzas, y que solo puede llevarse a cabo si la Jueza levanta el embargo sobre el predio.

El tema villas de la zona sur desvela por el potencial de votos, que el FPV ha solucionado con presencia permanente de sus militantes y el PRO bajando guita sin criterio, para manejar a los punteros a través de las UGIS (Unidad de Gestión e Intervención Social) organismo creado por Macri “para atender la emergencia en las villas de la ciudad”, dependiente del Ministerio de Desarrollo Económico. Estas unidades están en las villas y todo su personal lo mismo. Marcelo Chancalay, para citar un ejemplo, -a quién la justicia investiga como uno de los instigadores de esta toma-, era el presidente de la UGIS de la villa 20, que para este 2014 tendrá un presupuesto (entre todas las UGIS…) de $ 206.271.342.

Oh, paradoja del destino, en octubre de 2013 dirigentes de varias villas reclamaron frente a la UGIS por el accionar del gobierno porteño que desoye a los vecinos. De esa marcha participaron presidentes de varias villas de la ciudad como el actual Presidente de la Villa 20, Víctor Núñez; junto a diferentes movimientos como la JP Evita, Miles, La Cámpora y varios integrantes de la mesa de Unidos y Organizados que trabaja en Soldati. Es decir: el actual presidente de la Villa 20 protestaba contra los manejos de los presidentes de las UGIS puestos por Macri, como Chancalay. El disparate político es tan elevado que en la marcha villera organizada por militantes kirchneristas hace una semana a la Casa de Gobierno Porteño en reclamo de viviendas, nadie sabe cómo explicar como “Manu” y “el Chelo”, -dos de los líderes de esta toma con más presencia mediática-, participaron de la misma, con los mismos que los van a desalojar.

LA CARTA DE FRANCISCO

La intervención del Papa dejó helados a los designados por la Justicia para el desalojo. Esta llegó a través de un mail que de forma habitual le envía a su amigo personal, el Legislador Gustavo Vera. Entre otros datos que Gustavo Vera reveló, la frase de Francisco que más impacta es: «Pelearon mucho para el desalojo de coches porque eran contaminantes y traía muchos problemas de salud para la población de esa zona». Y continuó: «Antes no desalojaban los autos y ahora están apurados por desalojar a las personas». Y tiene razón, claro porqué esta situación es culpa exclusiva del macrismo que jamás cumplió la ley 1770 y también de la oposición mayoritaria que nunca se lo recordó demasiado.

Aquella jornada, 30 legisladores de la oposición con Vera y Bodart a la cabeza, (menos el bloque de Graciela Ocaña) firmaron la nota de la imagen que ilustra la nota después de abrazarse y marchar así por avda. Cruz para evitar un desalojo (que igual no iba a hacerse de ninguna manera porque ese día Macri inauguraba las legislativas y el martes la Presidente, ídem en el Congreso y ninguno querría hacerse cargo de una batalla campal…), -con la mitad de personas que hay, hoy en el predio-, que le mandaron a la jueza López Iñiguez, quien debía fijar la fecha del desalojo luego que la Cámara Penal porteña obligase a desocupar el predio, para que “no adopte medidas que impliquen salidas no consensuadas o violentas”.

De la firma de esa carta, cómo es lógico no participaron los legisladores del PRO y del FPV, pero el correo del Papa electrificó al PRO y lo dividió entre los que quieren si o si el desalojo y los que ni locos ni mamados irán contra los designios del Papa. Tan así que hoy Carmen Polledo (jefa de bloque del PRO en la Legislatura), aceptó crear una “mesa de diálogo” entre todas las partes, cosa que ni siquiera consideraban antes de la carta del Papa-

El FPV prefirió mantener silencio stampa, pero sentaron posición a través del Secretario Berni, que con todo listo para el desalojo en esta semana, ahora señaló que dará tiempo para que todos los suyos se junten con sus pares para un “diálogo útil”, pero solo hasta la semana que viene para “el diálogo”. De esto no darse en el marco adecuado, fue firme en señalar que de no haber resultados positivos movilizará a las fuerzas a su cargo (Policía Federal y Gendarmería) al predio hoy paradójicamente bautizado «Papa Francisco», tal como ordenó la Cámara Penal, Contravencional y de Faltas de la ciudad de Buenos Aires la semana pasada.

LA ORDEN DE DESALOJO

El día 19, la Cámara Penal, Contravencional y de Faltas de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego que los jueces Sergio Delgado y Jorge Franza confirmasen al camarista Marcelo Vázquez al frente de la causa (Delgado y Franza impugnaron la recusación la Defensoría de la Ciudad que sostenía que Vázquez por un fallo anterior contra la toma ya había omitido su opinión.) Entonces, los tres camaristas, ratificaron el pedido de desalojo en primera instancia de la Jueza María López Iñiguez, que a su vez reiteraba el desalojo que había dictaminado el Juez penal Gabriel Vega. La orden de desalojo ordena que este sea en horario diurno, de 9 a 19, con participación de las Policías Federal y Metropolitana y de Gendarmería Nacional.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus