Barrio

LUGANO: ENSEÑAR Y APRENDER BAJO LAS BALAS

la escuela 5 librada a su suerte por la inseguridad y con clases diezmadas

“LA EDUCACIÓN NOS HARÁ BLANCO (DE LAS BALAS)”

El Colegio Del Pini tiene ya su garita (un container más para Lugano…) de Gendarmería Nacional, producto de la mediatización de la muerte de Melina López y de la promesa de ayer del Secretario de Seguridad de Nación, Sergio Berni. Sin embargo, la comunidad educativa (alumnos, padres y docentes) intuyen que esto es pan para hoy y hambre para mañana, como lo fue el electoral “Cinturón Sur”, y temen que con el transcurrir del tiempo, esta guardia se vaya desvaneciendo por nuevas “necesidades”.

por Víctor José del Vento

la escuela 5 librada a su suerte por la inseguridad

LA ESCUELA 5

El blog http://distritoescolar21.wikispaces.com/Institucional+Esc.+5 dice de la “N° 5”:

La Escuela N° 5 D.E. 21° está ubicada en Av. Larrazábal y Av. Francisco F. de la Cruz, lindando con el Parque de las Victorias, Barrio Gral. Savio (ex Lugano I y II) y la Villa 20. El edificio es de grandes dimensiones y muy luminoso. En planta alta se cuenta con diez aulas con sus respectivas terrazas donde los alumnos realizan actividades programadas por las docentes. En planta baja cuenta con cuatro aulas, un SUM, un patio externo y un campo arbolado donde los alumnos realizan actividades físicas y recreos. En el mismo se encuentra un playón de deportes con arcos y un cajón de arena donde se practica salto en largo. La modalidad de la escuela es de Jornada Completa y cuenta con una matrícula de 400 alumnos, los cuales en su mayoría están becados para el servicio de Comedor.

De esta publicación de 2011 se destaca el siguiente texto, mostrando ya la inseguridad reinante: “Lo anteriormente descripto implicaba un problema de inseguridad dado que era común que, tanto el campo como el patio fueran invadidos por adolescentes y adultos no sólo durante los fines de semana sino también al finalizar la jornada escolar.”

Sin embargo el drama continúa para la escuela N° 5, que además del turno de día y tarde, tiene también turno nocturno. A diferencia del colegio Del Pini, la problemática de esta entidad es mayor, dada su ubicación respecto del predio y su enorme patio descubierto. “La 5” está cruzando la calle en diagonal al predio y está en la línea de tiro de los malvivientes.

La orfandad absoluta del estado a cargo, -el porteño-, es manifiesta, ya que al igual que en el colegio Del Pini, autoridad ninguna se ha hecho presente para conocer su urgida situación y buscar soluciones. La comunidad educativa está a la deriva absoluta y a expensas de soluciones tipo parches, que surgen solo gracias al diálogo permanente entre padres y docentes buscando soluciones que no pueden dar, salvo que se armen todos y entren al predio a combatir a los malvivientes. Pero la buena voluntad hermana y se ponen hombro con hombro para conseguir algo tan lógico y elemental como que los alumnos reciban educación.

Lo cierto es que la concurrencia de los alumnos queda librada a la voluntad de los padres de que sus hijos corran el riesgo de ser alcanzados por una bala perdida.

La situación es de terror por la ausencia absoluta de una matriz directiva de gestión desde un gobierno porteño cuyos integrantes se perfilan para salvar la patria, toda que vez que Mauricio Macri es presidenciable 2015, pero de febrero a la fecha ni se expresó, ni dijo presente en Lugano, sea por la toma, o por el desalojo y sus colaterales (pero ayer jugó un picado en Córdoba para apoyar a su candidato a la Intendencia de Marcos Juárez ¿?) La Vicejefa sigue mostrando que es la salvación para los bonaerenses, pero cada vez que surge la palabra Lugano es para que quede como una mentirosa frente a Bernie o frente a los vecinos. A Montenegro nadie le avisó que Lugano es parte de la Ciudad Autónoma y Bullrich está de Florencio nomás y ni pinta por la zona para apoyar la lucha de docentes, padres y alumnos por el elemental e imprescinidble derecho a la educación.

Así las cosas, la realidad diaria nos muestra que un slogan ha muerto para dar paso a otro, ya que de “La educación nos hará libres”, pasamos a “La educación nos hará blanco (de las balas)”

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba