EconomíaLa CiudadSociedad

EL GOBIERNO PORTEÑO COMPRA COCHES DE 1980 PARA EL SUBTE

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires ha comprado a la ciudad japonesa de Nagoya 30 coches de trenes subterráneos que llevaban circulando en Japón desde hace 35 años, aunque no es la primera vez que el Subte (metro) de Buenos Aires compra trenes usados, ya que en 2011 y 2013 compró formaciones a Metro de Madrid.

El Gobierno Porteño anunció en su página web el pasado martes la llegada de «12 coches con aire acondicionado» al puerto de la ciudad y recalcó que «estas nuevas formaciones se van a sumar gradualmente al servicio durante el primer semestre de este año».
Pero estos coches de trenes subterráneos no son «nuevas formaciones», como dicen ambiguamente en el comunicado de prensa, sino que son trenes serie 5000 procedentes de la ciudad japonesa de Nagoya, donde cumplieron su servicio desde 1980.

La ciudad de Nagoya llegó a tener 138 coches de esta serie 5000, pero desde el año 2003 está sustituyéndolos por formaciones más modernas. Muchos de los coches antiguos han sido reciclados como chatarra y 30 de ellos han sido vendidos a la empresa estatal Subterráneos de Buenos Aires (SBASE).

Estos 12 coches que llegaron el martes se suman a los 6 que desembarcaron a mediados de enero y a ellos se les unirán otros 12 más durante los próximos meses, sumando 30 coches en total que SBASE ha comprado por más de 16 millones de dólares, según informó el diario japonés ‘Nikkei’.

La intermediaria de la compra – y la encargada de supervisar la instalación de un nuevo equipamiento eléctrico y sistema neumático de frenado a los 30 coches – fue la empresa Marubeni, según anunció en su página web.

El precio final de cada coche asciende a unos 550.000 dólares después de las refacciones, lo cual sería aproximadamente la mitad del precio que se pagó en 2013 por coches nuevos fabricados en China para la renovación de la Línea A del Subte de Buenos Aires, que aún funcionaba con trenes de 100 años de antigüedad.

No es la primera vez que SBASE compra formaciones usadas para renovar las líneas, ya que a mediados de 2011 compró 36 coches a Metro de Madrid construidos en los años 70, de la primera subserie 5000 de CAF. Esa venta fue supervisada por el intendente de Buenos Aires, Mauricio Macri, actualmente precandidato a presidente de Argentina, que viajó a la capital de España. El diario español ‘El País’ dijo entonces que «Metro de Madrid se frota las manos» por la «venta de unos vagones carne de chatarrería».

Sin embargo, muchos de estos trenes nunca llegaron a entrar en funcionamiento en el Subte de Buenos Aires, según informó el portal Enelsubte.com, y los que lo hicieron han sufrido numerosas averías y desperfectos, una de las razones por las que Metro de Madrid decidió deshacerse de ese modelo.

Es más, algunos de esos coches de la serie 5000 del Metro de Madrid han sido usados por la Universidad de Newcastle con el fin de probar explosivos en un estudio sobre el impacto de ataques terroristas en ferrocarriles y trenes subterráneos.

A estos coches se suman los 73 que SBASE compró en 2013 también a Metro de Madrid, en esta ocasión serie 6000 de CAF, construidos a finales de los años 90. El problema es que estos trenes tienen un ancho distinto al de las vías del Subte de Buenos Aires y, por tanto, ha sido necesario realizar obras de adaptación.

Es muy difícil calcular el monto final de esa compra, ya que habría que incluir no sólo el precio pagado por cada coche tras la refacción – de aproximadamente 880.000 dólares según el portal Enelsubte.com – sino también el costo de las obras y la pérdida de beneficios que supuso tener durante más de un año cerrada la Línea B durante los fines de semana.

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus