Educación

«Los sindicatos no representaron a los docentes»

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, aseguró anoche en una entrevista que los sindicatos no habían defendido los intereses de los docentes durante el último año y medio. 

En ese sentido, recalcó que los gremios habían demostrado que se representaban a sí mismos. A la vez, enfatizó que los profesores querían dar clases presenciales y que los sindicalistas ligados al Gobierno nacional se negaban. La entidad más opositora a la idea fue Ademys, que organizó diferentes medidas de fuerza. 

En un comunicado de prensa, la Unión de Trabajadores del Estado (UTE) responsabilizó a la presencialidad llevada a cabo por el Ejecutivo de la Ciudad de la muerte por secuelas del coronavirus de una de las auxiliares de la Escuela de Danzas Jorge Donn, Patricia Taha, de 56 años. 

Además, UTE advirtió que, gracias al agrandamiento de las burbujas escolares, se habían aislado 15.000 estudiantes y 1.500 profesores. No obstante, en la última reunión nacional, los ministros educativos de todo el país acordaron que el distanciamiento obligatorio será de 0,9 metros. Y la provincia de Buenos Aires también dispuso la apertura de las aulas.

En la Capital, ante un caso de COVID-19 en un colegio, se aislará a todos los integrantes del curso, a los docentes que pasaron durante las 48 horas previas al hisopado y a los alumnos con los que estuvo ese maestro. Además, Acuña confirmó en sus redes que habrá Unidades Móviles de Testeo (UTM) en los institutos secundarios. 

Asimismo, detalló que se abrirán puntos específicos para que el personal escolar y no escolar y los cursantes puedan testearse gratis, frente a una sospecha de un contagio de coronavirus. 

Además, la funcionaria recordó que el uso de tapabocas era obligatorio, que se les tomaba la temperatura a los ingresantes a los claustros, que se desinfectaban tanto las superficies como las manos y que se cumplía con la lejanía entre burbujas. 

En las últimas 24 horas, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires detectó 282 casos y 4 muertos de SARS-Cov-2, y sumó 499.070 enfermos y 11.670 fallecidos desde el comienzo de la pandemia. Además, en el sistema público, la ocupación de camas se halló en el 14,3% ; y en el privado, en un 29,5%. A la vez, se testearon 16.957 personas, lo que dio una contagiosidad del 3,2%. Además, de las 3.499.074 recibidas, la Capital inyectó 3.464.284, es decir, el 99%. Asimismo, de los sueros aplicados, 2.139.770 eran de la primera dosis y 1.324.514, de la segunda. Por su lado, la cuenta de Twitter Cuántas Vacunas reportó que un 70% de la población porteña había recibido un inoculante contra el COVID-19. 

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Coronavirus